Al Yazira, la CNN del mundo árabe

Creada hace cinco años por el emir de Qatar, es la única cadena con periodistas en Afganistán

Desde la salida de los periodistas occidentales de Kabul, Al Yazira, la cadena vía satélite de información que por su tono ha revolucionado el paisaje audiovisual del mundo árabe, vive nuevas horas de gloria. Los dos corresponsales de esta cadena árabe privada en Afganistán, creada hace cinco años por el emir de Qatar, son los únicos que todavía se encuentran presentes en territorio controlado por los talibán. En cada boletín de información, Taysir Alwani, en Kabul, y Mohammad Khayr al Burini, en Kandahar, relatan en directo la catástrofe humana que se cierne sobre los afganos

El corresponsal de Kabul, que cuenta con una estación de transmisión por satélite y de un coche, mostró al mundo las escenas del ataque a la Embajada estadounidense y más tarde, el pasado día 27, la distribución a la población de los sacos de harina incautados por los talibán a la ONU.

Más información

En Kandahar, al contrario que en Kabul, el periodista sólo puede comunicarse por vídeoconferencia, respondiendo sólo a las preguntas del presentador de la cadena. Sus respuestas son lacónicas, estudiadas. 'Sí, algunas familias han respondido a la llamada del mulá Omar y han venido a Kandahar; otras no han venido; pero otras han sido disuadidas sin dudas de abandonar esta ciudad desierta ante la petición del mulá'.

Pero fuera de antena, el reportero de Al Yazira en Kandahar, un jordano entrevistado por teléfono desde Doha (capital de Qatar) por Le Monde, habla libremente. 'Hay un montón de cosas sobre las que yo no podré hablar nunca', dice Al Burini. 'Jamás he conocido una situación parecida, el peligro está por todos lados: los talibán nos prohíben filmar mientras que los partidarios de la Alianza del Norte se quieren vengar de los árabes, de los hombres de Bin Laden; se dice que ya se ha masacrado a un montón de árabes en Kabul; no importa si se mata a un extranjero con tal de coger su dinero. Mi técnico y yo dormimos en una habitación que no puede cerrarse con llave, con un solo acompañante afgano', relata. La conversación telefónica se desarrolla en al oficina del director de la cadena, Mohamed Jassem al Ali, quien conoce de sobra el coraje de sus corresponsales. Recupera el teléfono para darles varios consejos a sus hombres: '¡Cuidaros! ¡Marcharos si queréis! ¡Vestiros como ellos!'

'Hemos firmado un contrato con CNN por el que la cadena tiene prioridad sobre nuestras imágenes antes de que se las podamos ofrecer a otras cadenas', dice el director sin dar más precisiones. El representante en la zona de CNN no es más locuaz. Esta colaboración no genera ningún malestar al director de una cadena cuyo antiamericanismo no parece tener fisuras a los ojos de su público árabe.

Al igual que no hablan de 'terrorismo islámico', sino de 'aquello que América llama terrorismo', los presentadores de Al Yazira no califican a Osama Bin Laden de 'terrorista' ni tampoco de 'disidente saudí', sino simplemente como 'jefe del movimiento Al Qaeda'. Su retrato aparece regularmente en la pantalla.

© Le Monde

Estudios de la cadena de televisión Al Yazira, en Doha (Qatar).
Estudios de la cadena de televisión Al Yazira, en Doha (Qatar).ASSOCIATED PRESS

* Este artículo apareció en la edición impresa del sábado, 29 de septiembre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50