Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Reportaje:

Al Yazira gana la guerra informativa

El canal de televisión árabe acaba con la supremacía de la CNN

La guerra no ha hecho más que empezar y ya tiene un claro ganador. La emisora de televisión por satélite Al Yazira, con sede en el pequeño emirato de Qatar, ha logrado desbancar a la CNN como medio de referencia en el mundo árabe y se ha convertido en la ventana por la que buena parte el mundo está viendo lo que sucede en Afganistán.

'La clave del éxito es la libertad de expresión con la que trabajamos', afirma la jefa de redacción

Al Yazira (o algeciras, la isla, en árabe) es la única televisión no afgana autorizada a trabajar en Kabul. Fue la emisora que el pasado domingo, poco después de que los aviones de EE UU comenzaran a bombardear Afganistán, retransmitió el discurso en el que Osama Bin Laden, principal sospechoso de los atentados contra las Torres Gemelas y el Pentágono, llamó a la 'guerra santa' a todos los musulmanes del mundo.

'La clave de nuestro éxito es la libertad de expresión con la que trabajamos en Al Yazira', afirma Dima Jatib, jefa de redacción de la emisora. 'No tenemos una posición política a favor de uno u otro país y damos la oportunidad a todos para que puedan dar sus puntos de vista', explica la periodista siria en perfecto castellano desde la sede del canal en Doha.

Jatib asegura que Al Yazira no negoció con Al Qaeda la difusión de las imágenes de Bin Laden y que éstas fueron entregadas en una cinta de vídeo a su corresponsal en Kabul. 'Somos los únicos que estamos allí y debieron pensar que éramos la mejor vía para difundir su mensaje', dice Jatib, sin especificar en qué momento llegaron las imágenes a manos de Al Yazira.

El periodista que recibió las imágenes de Bin Laden y las envió a Qatar fue el corresponsal de Al Yazira en la capital afgana, Tayseer Alouny, de origen sirio y nacionalidad española. Su esposa, ceutí, y sus cuatro hijos viven en Granada, donde el periodista trabajó para la agencia Efe. La semana pasada, Alouny declaraba a EL PAÍS que está obligado a mantener 'un equilibrio muy delicado' entre su responsabilidad como informador y el control de los talibán.

Al Gobierno de EE UU no le gusta nada la cobertura que Al Yazira está haciendo del conflicto con Afganistán y así se lo ha hecho saber al Gobierno de Qatar. El secretario de Estado norteamericano, Collin Powell, expresó ayer sus sospechas de que el hombre más buscado del mundo esté usando la emisora para enviar mensajes en clave a sus colaboradores. Powell reconoció que ha presionado personalmente al emir de Qatar para que censure a Al Yazira.

Pero las presiones de Washington no parecen haber surtido efecto. 'Nada ha cambiado desde que el emir recibió la carta de Powell', asegura Dima Jatib. 'En Al Yazira seguimos trabajando exactamente igual que antes'.

Prácticamente desconocida en Occidente antes del 11 de septiembre, Al Yazira ofrece información desde una perspectiva árabe con los criterios de imparcialidad característicos de los medios occidentales. Su equipo de cien periodistas está formado mayoritariamente en los servicios en lengua árabe de la BBC.Su línea informativa, radicalmente opuesta a la del resto de televisiones árabes, incomoda a Gobiernos como los de Kuwait y Libia, que han amenazado con retirar a sus embajadores en Qatar en señal de protesta.

La emisora, que ya era muy conocida en el mundo árabe por su cobertura del conflicto entre palestinos e israelíes, nació hace cinco años gracias al apoyo financiero del Gobierno de Qatar. Antes de su nacimiento, la opinión pública árabe dependía casi exclusivamente de los medios de comunicación occidentales para seguir la actualidad internacional. 'Yo solía ver CNN y Al Yazira, pero ahora veo casi siempre Al Yazira', declaró Noora Adulá, empleada de una empresa de telecomunicaciones de Dubai a la agencia Reuters.

Al igual que CNN durante la guerra del Golfo, Al Yazira está sacando buenos beneficios del conflicto en Afganistán, cobrando a 20.000 dólares (unos 3,6 millones de pesetas) el minuto de Bin Laden. La CNN, que en 1991 retransmitió al mundo en exclusiva el bombardeo de Bagdad, se ha visto obligada a firmar un acuerdo con su rival para distribuir imágenes de la zona.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 11 de octubre de 2001