Una entidad singular

La directora de la Fundación Biodiversidad es Mar del Monte, una economista que lleva un año en el cargo. Asegura que el traspaso de los 16.000 millones desde Medio Ambiente fue aceptada por la Unidad Administrativa de Fondos Sociales Europeos (UAFSE) debido a la acreditada 'experiencia de la fundación en el campo de la sensibilización ambiental'. La fundación cuenta este año con una subvención de los Presupuestos Generales del Estado de 1.820 millones, según Del Monte. En su origen, la fundación se creó con dos vertientes. La primera se trata de un Centro de Estudios y Conservación de la Biodiversidad con sede en Sevilla. La Junta de Andalucía solicitó participar en su patronato y no fue admitida.

Más información

La segunda pata de la fundación era, en teoría, el Instituto de Estudios Ambientales, con sede en Santander. En su patronato sí figura una amplia representación de la banca y los negocios, del Gobierno de Cantabria, el Ayuntamiento de Santander, la Universidad de Cantabria y la Fundación Marcelino Botín.

Ahora la fundación se han concentrado sobre todo en la docencia de cursos master en medio ambiente por 800.000 pesetas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del domingo, 23 de septiembre de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50