Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los torturadores argentinos usaron técnicas obtenidas de los franceses

Cuando los militares argentinos llegaron al poder mediante un golpe de Estado en 1976, aplicaron las enseñanzas de los franceses conforme a sus experiencias de lucha antisubversiva en Indochina y Argelia, aseguró el semanario Le Point en un artículo titulado 'Cómo Francia exportó la tortura a Argentina'.

Según la publicación francesa, los antecedentes se remontan a 1957, cuando el coronel argentino Carlos Rosas, tras cursar estudios militares en París, creó una clase sobre 'guerra revolucionaria comunista' en la Escuela de Guerra de Buenos Aires. Además, la publicación detalla que en 1958, el entonces ministro francés de Defensa, Pierre Guillaumat, autorizó que sesenta cadetes argentinos hagan un viaje de estudios a Argelia, en plena guerra de Independencia (1954-1962). A inicios de los sesenta, un coronel argentino, antiguo alumno de la Escuela de Guerra de París, dirigió un curso interamericano de lucha antimarxista, lo que según la revista francesa demuestra los estrechos vínculos de los represores argentinos con Francia.

Según Le Point,

'este fue un preludio de un trabajo de varios años que culminó con la Operación Cóndor' de coordinación de la represión en Suramérica en las décadas de los setenta y ochenta.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 16 de junio de 2001