Argentina recurre a la policía para garantizar la salida de los vuelos internacionales

El conflicto en Aerolíneas Argentinas se está convirtiendo cada vez más en un problema de orden público. El Gobierno de Fernando de la Rúa recurrió ayer a la gendarmería, un cuerpo especial que actúa como grupo de choque en estallidos sociales, para controlar la autopista de acceso al aeropuerto de Ezeiza, en Buenos Aires, y cerrar el paso a los empleados de Aerolíneas que pretendían impedir la salida de los vuelos internacionales del día. La policía sólo dejaba pasar a pasajeros con billetes a su nombre y a los empleados acreditados. Mientras, el ministro de Infraestructura, Carlos Bastos, viajó a España para entrevistarse con el ministro de Exteriores, Josep Piqué, y responsables de la SEPI

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS