Cientos de investigadores en formación se encierran contra la precariedad

Centenares de investigadores en formación terminaron ayer encierros de 24 horas en ocho universidades españolas. La protesta se dirigía contra su situación de precariedad laboral, que creen que se va a consolidar en el anteproyecto de Ley de Universidades, presentado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deportes.

Los portavoces de la protesta señalaron que el encierro se ha convocado en coincidencia con la reunión que terminó ayer en Córdoba de los responsables de investigación de universidades, comunidades autónomas y el Ministerio de Ciencia y Tecnología para analizar el capítulo de investigación de la citada ley.

Los becarios predoctorales y posdoctorales agrupados en la Federación de Jóvenes Investigadores se quejan de que el Gobierno lleva un año desoyendo sus peticiones y ahora presenta un proyecto que continúa excluyéndoles y manteniéndoles en una situación de 'precariedad laboral y social, sin derechos ni deberes reconocidos', en palabras de Carlos Peña Garay, presidente de la federación.

Más información
Menos científicos
'Es necesario formar y retener a los investigadores'

Los encerrados solicitan la abolición del sistema de becas de investigación, tanto predoctorales como posdoctorales. A su juicio, el trabajo de investigación, incluido el del personal en formación, no debe ser en ningún caso financiado con una beca ni con un contrato administrativo renovable, sino con un contrato laboral adaptado a este colectivo.

El secretario de Estado de Política Científica y Tecnológica, Ramón Marimón, dijo el jueves que en breve estará listo un informe encargado a una comisión de expertos sobre la situación de los investigadores en formación. Afirmó Marimón que el Gobierno quiere dar estabilidad a este colectivo, 'pero esto no debe confundirse con hacer contratos laborales'.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS