Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
L'ÉCONOMISTE | REVISTA DE PRENSA

Aznar se arriesga a perder

Tras el fracaso de las negociaciones sobre el asunto pesquero, el jefe del Gobierno español se acaloró. (...) José María Aznar ha decidido suspender las ayudas financieras que España concedía a Marruecos. Con esta declaración echa leña al fuego. (...) Aznar habrá tenido en cuenta las consecuencias de una decisión tan drástica. (...) Más de 150.000 marroquíes viven en España y corren el riesgo de convertirse en el blanco de actos de vandalismo llevados a cabo por grupúsculos racistas alentados por las declaraciones del jefe del Ejecutivo. (...) El programa de cooperación entre los dos países es importante. (...) Al querer cortar esas ayudas, el jefe del Gobierno español ejerce así su chantaje. (...) España se considera lo suficientemente fuerte para esgrimir y ejecutar sus amenazas. Pero se olvida de que podría perder en el cambio, particularmente con las dos ciudades marroquíes que son Ceuta y Melilla. Ambas representan dos polos de negocio que generan unos 23 millardos de dinares. España ha desarrollado zonas francas en estas dos ciudades, convertidas en gigantescos almacenes de mercancías para inundar el mercado marroquí. (...) Ahí, Marruecos puede devolver la moneda, pero no lo ha hecho. Ha preferido la vía diplomática para desactivar la bomba. (...) Las relaciones entre los dos países son hoy tensas; pero nada es irreversible. (...) Se puede cambiar todo menos la geografía. El vecino ibérico ganaría ejerciendo presión sobre la Unión Europea para que aceptase la oferta marroquí.

Mohamed Chaoui

Casablanca, 30 de abril

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 2 de mayo de 2001