Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

250 millones de niños son usados como esclavos

Millones de mujeres y niños son obligados a convertirse en esclavos cada año a pesar de vivir en el siglo XXI, según aseguró ayer un grupo de expertos. 'Los niños esclavos en el mundo se cuentan por millones. La esclavitud es un problema global', manifestó Beth Herzfeld, portavoz de la organización con base en Gran Bretaña Anti Esclavitud Internacional. 'No existe ningún país que no tenga esclavitud infantil', proclamó Herzfeld. 'Es un grave problema. La esclavitud es ilegal, pero sigue siendo una práctica vigente', dijo Rachel Yates, consejera en asuntos de trabajo laboral infantil de la ONG Save the Children. 'El problema es que no contamos con cifras fiables', añadió Yates, haciendo constar que no existe un consenso a la hora de definir el término 'esclavitud'.

La Organización Internacional del Trabajo considera que unos 250 millones de niños, de entre 5 y 14 años, son esclavizados en el mundo, predominantemente en Asia y África. En algunos casos los pequeños son obligados a trabajar como esclavos para pagar deudas de sus familias; en otros son secuestrados, y existen casos en los que la propia familia entrega a sus hijos a los traficantes en la promesa de que los niños obtendrán una vida mejor tanto para ellos como para su entorno.

La organización de Naciones Unidas para la infancia, Unicef, asegura que cientos de miles de mujeres, jóvenes y niñas, son vendidas cada año para el mercado de la prostitución tanto en India como en Tailandia o son comercializadas como 'novias' para arreglar matrimonios.

'Se estima que en los últimos 30 años tan sólo el tráfico de mujeres y niñas en Asia para explotación sexual ha condenado a la esclavitud a más de 30 millones de personas', asegura Unicef. 'Los niños esclavos no tienen derechos y son obligados a trabajar todo el día durante todos los días de la semana', añadió Herzfeld. 'Y, por supuesto, no pueden permitirse el lujo de ponerse enfermos, porque tienen una deuda que pagar'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 18 de abril de 2001