Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Pescadores de Barbate cortan dos carreteras para exigir la reapertura de negociaciones con Rabat

Los manifestantes intentan impedir el acceso del pescado marroquí a las lonjas

'Sabemos que el otro día se desviaron los camiones por la Jerez-Los Barrios, así que también la hemos cortado, para que los marroquíes se fastidien como nos estamos fastidiando nosotros', dijo ayer Antonio Baro, patrón mayor de la cofradía de Barbate. Los cortes provocaron retenciones de varios kilómetros en los dos sentidos.

Los manifestantes decidieron cargar ayer su protesta de simbolismo y quemaron dos botes de cabecero (unas embarcaciones de cuatro metros de eslora que se dedican a tareas auxiliares) con los nombres de Cañete y de Plata, en alusión al ministro y al consejero de Pesca de la Junta.

A medida que se aproxima la fecha del 25 de abril, pescadores y armadores aprietan el paso de sus protestas: ayer se cumplió el décimo día de encierro en el Ayuntamiento; el lunes acudirán al puerto de Algeciras para boicotear directamente la entrada de productos marroquíes y se está fraguando una huelga general para la jornada del 24. Para ese mismo día, la Mesa de la Pesca de Cádiz ha convocado una manifestación de ámbito regional en Sevilla.

'De cualquier forma, nuestras protestas no se acaban el día 24. Ahora estamos a la desesperada para ver si el Gobierno se conciencia de que no puede dejar morir a Barbate, que es cautiva del caladero marroquí. A partir del 25, si no hay una nuevo mandato negociador, nos los van a poner muy difícil y tendremos que radicalizarnos. Tienen que pensar que a partir de ese escenario habrá mucha gente que se quede con una mano delante y otra detrás', afirmó ayer Juan Pedro Moreno, portavoz de la plataforma en defensa del sector de Barbate.

Esta localidad de 22.000 habitantes es la más perjudicada en la provincia por el fracaso de la negociación con Marruecos. 700 marineros dependen directamente de ese caladero, del que viven también otras 3.000 personas del sector auxiliar. La economía de la localidad está enfocada hacia esta actividad primaria y los planes de diversificación son, por el momento, sólo un proyecto. 'Todo se centra en hablar de la diversificación, y aunque nosotros no estamos en contra, tenemos que pedir que antes se agoten todas las posibilidades con Marruecos, que tiene ganas de negociar', dijo ayer Ramón Rivera, presidente de los armadores, quien agregó: 'Lo que no se puede es justificar una derrota queriendo vender humo. Es injusto que hayamos aguantado pacientemente 16 meses y ahora nos quieran imponer un plan de reconversión en 15 días'.

La presidenta del PP andaluz, Teófila Martínez, dijo el martes estar segura de que el Gobierno del PP trasladará a la UE la petición del sector para proseguir las negociaciones, aunque dijo dudar de la voluntad de Marruecos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 12 de abril de 2001