Más de 22.000 personas han huido de Tetovo desde el inicio del conflicto

Skopje pide a los civiles que evacuen la zona

El portavoz del Gobierno de Macedonia, Antonio Milososki, conminó ayer en Skopje a 'los habitantes de las aldeas donde actúan los terroristas a que abandonen sus hogares'. La anunciada ofensiva del Ejército de Macedonia se hace esperar. Incidentes armados en diversos puntos del país inducen a que algunos sospechen que la actividad guerrillera se extiende. Al mismo tiempo, la Organización de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR) declaró en Ginebra que más de 22.000 personas han abandonado el noroeste de Macedonia desde el inicio del conflicto en la región de Tetovo.

Todo parece indicar que el Ejército de Macedonia se lo piensa antes de intervenir en la zona ocupada por la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN). A la carencia de armamento adecuado se une la inexperiencia de una tropa en la que sólo algunas unidades especiales, formadas por macedonios eslavos, parecen en condiciones de llevar una lucha antiguerrillera. Según informaciones recibidas por este periódico, soldados albaneses de infantería han abandonado ya sus unidades y no parecen dispuestos a combatir.

Más información

El plan militar parece que pasa por separar el grano de la paja. En este sentido, el portavoz gubernamental Milososki apeló a los habitantes de la zona donde actúa la guerrilla a que abandonen sus hogares. El Gobierno les ofrece ocuparse de ellos hasta que se restablezca la calma en la región. Según Milososki, los pobladores deben abandonar la región 'para evitar que se conviertan en rehenes de los terroristas, que desean causar víctimas y utilizarlas con fines propagandísticos'.

Si el Gobierno consigue que los pobladores sigan este consejo, el camino para la intervención militar quedaría facilitado. Esta intervención se demora. Hasta ahora, la represión de la guerrilla se limita a que fuerzas policiales lancen proyectiles contra las colinas que sirven de presunto refugio al ELN. Lo de presunto se debe a que desde arriba no se advierte la menor respuesta.

Desde su sede de Ginebra, el ACNUR ha facilitado cifras de refugiados desde el inicio de este conflicto, que ya dura más de tres semanas. El portavoz del ACNUR, Ron Redmon, declaró que más de 22.000 personas han abandonado la región donde actúa el ELN y donde lanza sus proyectiles la policía macedonia. De estos 22.000 refugiados, 14.200 permanecen dentro de Macedonia en otras zonas tranquilas; 3.600 salieron hacia Turquía; 1.800, hacia Albania; 1.400, a Serbia y Montenegro; 1.100, a Kosovo, y 300, hacia Bosnia-Herzegovina y Croacia.

Ayer, un grupo de unas 20 personas llegó a la ciudad kosovar de Prizren. Se encontraba entre ellas una persona con una herida en la cabeza, producida 72 horas antes. Primeras informaciones sensacionalistas e irresponsables daban cuenta de la llegada a Prizren de 200 heridos, que en el transcurso de la jornada quedaron reducidos a uno; es la política de desinformación en los Balcanes.

* Este artículo apareció en la edición impresa del viernes, 23 de marzo de 2001.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50