Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Guardia Civil detiene a 17 personas e imputa a otras 13 por pornografía infantil en Internet

La Guardia Civil ha detenido a 17 personas e imputado a otras 13 por un delito de pornografía infantil a través de Internet en una operación denominada Olga que se ha desarrollado en 18 provincias españolas. La investigación comenzó en febrero cuando los agentes tuvieron conocimiento de un canal de chat en la Red que utilizaban algunos usuarios para intercambiar fotografías que podrían incurrir en un delito de pornografía infantil. La Guardia Civil se ha incautado de 3.000 disquetes y cedés que podrían contener fotografías pornográficas, 30 ordenadores, varias cámaras digitales, escáneres y diverso material informático.

El canal de chat utilizado, IRC Hispano, era uno de los más importantes en lengua española, con más de 10.000 canales diarios de distintos contenidos y utilizado por un importante número de personas para mantener conversaciones e intercambiar información, según la Guardia Civil. Con la colaboración de los responsables de IRC Hispano, la Guardia civil pudo localizar e identificar a 22 personas, supuestos autores de los hechos. Estas personas establecían frecuentes conexiones a canales de sexo y ofrecían e intercambiaban fotografías de menores desde diferentes puntos de España.

Los agentes comprobaron además que el sistema de actuación, era, en algunos casos, el siguiente: algunas personas se conectaban a canales propios de menores y, tras mantener una serie de contactos continuos para conseguir su confianza, simulaban ser menores y les incitaban a conductas sexuales.

Con la investigación concluida y los mandamientos judiciales en la mano, el pasado miércoles se realizaron 22 registros domiciliarios donde se consiguió el material informático que se está revisando. La operación, por tanto, sigue abierta y no se descartan más detenciones.

La Guardia Civil advierte de que existe una falsa idea de impunidad para aquellas personas que buscan imágenes pornográficas punibles en la Red para retransmitirlas a su vez. 'Esto es incierto ya que los especialistas pueden seguir el rastro de estas transacciones e identificar a los culpables', explican. Desde el Instituto Armado se insiste en que 'dar, reenviar, intercambiar o dar publicidad, incluso sin ánimo de lucro, a imágenes relacionadas con pederastia o pornografía infantil es ilegal y puede ser constitutivo de delito de corrupción de menores. Estas actuaciones están penadas hasta con tres años de cárcel.

De hecho en distintas provincias de España donde se ha desarrollado la operación se ha arrestado y/o imputado a menores. En Andalucía se ha detenido a cuatro personas (en Huelva, Cádiz, Córdoba y Jaén, una en cada provincia); en Murcia se arrestó a un menor; en la Comunidad Valenciana se produjeron otras dos detenciones, una en Alicante y otra en Valencia; en Baleares fue apresada otra persona y en Cataluña se detuvo a otras dos en Gerona y una en Barcelona. Hay dos detenidos en Oviedo, uno en León, uno en A Coruña, otro en Pontevedra, y otro en Madrid.

La mayoría de los implicados en este delito reúne un perfil muy similar: son personas de entre 16 y 22 años de edad, de carácter solitario, que permanecen gran parte de su tiempo conectados a Internet y con unas relaciones inexistentes o muy limitadas con un grupo muy reducido de amistades.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 10 de marzo de 2001