Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dueños rurales y payeses juzgan exagerada la protección del medio natural

Mientras los ecologistas tachan de insuficiente la protección de los espacios naturales de Cataluña, los propietarios rurales desbordan por el otro extremo. A este último grupo pertenece la Plataforma de Usuarios de la Red Natura 2000, que ayer reclamó en Girona una reducción del espacio natural protegido o compensaciones económicas por los prejuicios que, en su opinión, les creará la nueva normativa europea que entrará en vigor el próximo mes de junio.

Los integrantes de la plataforma mantienen que la aplicación al territorio catalán de las medidas de protección europeas, muy restrictivas, tendrá consecuencias negativas sobre las actividades agrícolas, ganaderas y forestales. Añaden que la Generalitat no analizó las consecuencias que puede acarrearle, dentro de cuatro meses, la inclusión de todo el Plan de Espacios de Interés Natural (PEIN), el 19,3% de su territorio, en la Red Natura 2000.

La directora de Patrimonio Natural, Montserrat Candini, admitió ayer: 'Existió cierta ingenuidad por parte de la mayoría de las comunidades al no considerar, en la elección de los terrenos que se debe proteger, que habría una directiva y un articulado más severo de lo que se creía en principio'. Candini aseguró que comparte la inquietud de la plataforma y explicó que ocho comunidades españolas se reunirán en breve plazo para buscar mecanismos para suavizar las medidas europeas y reclamar mayores compensaciones para sus territorios.

Actividades al aire libre

La plataforma sostiene que las restricciones europeas podrían impedir algunas infraestructuras que proyecta la Generalitat, como la construcción del túnel de Bracons. Candini desmintió ayer esta posibilidad.

La Plataforma de Usuarios de la Red Natura 2000 está integrada por el sindicato Joves Agricultors i Ramaders de Catalunya, el Consorcio Forestal de Cataluña y la Federación Catalana de Caza, y agrupa a unas 105.000 personas. La plataforma se mostró convencida de que las restrictivas medidas que pide la Unión Europea para los espacios naturales afectarán a las actividades lúdicas y deportivas al aire libre.

Josep Maria Vila d'Abadal, presidente del Consorcio Forestal de Cataluña, mantiene que la Administración catalana cometió 'un error' cuando decidió incluir toda la zona del PEIN en la nueva Red Natura 2000 y que no tuvo en cuenta las consecuencias. Vila explicó que la mayoría de los países europeos incluía en la Red un porcentaje mucho menor de su territorio. Mientras que Francia ha incluido el 8%, Alemania y Bélgica el 3% y el Reino Unido el 5,5%, España tendrá en la Red el 17,7% de su territorio y Cataluña el 19,3% de su superficie. Candini justificó la extensión del territorio recordando que en 1996 la Unión Europea pidió que la elección de los territorios se basara en criterios de coherencia de las conexiones biológicas.

Las medidas de protección que impone Europa prevén, según la plataforma, elevadas sanciones económicas y la imposibilidad de realizar alteraciones en las explotaciones agrícolas o forestales. Entre estas medidas, figura la prohibición de las plantas no autóctonas o los regadíos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 16 de febrero de 2001

Más información

  • La Generalitat admite casos de 'ingenuidad'