Grupos nacionalistas critican la anulación de la ayuda navarra a Eusko Ikaskuntza

Partidos políticos, sindicatos y colectivos nacionalistas criticaron ayer los acuerdos tomados el lunes por el Gobierno de Navarra de suspender la subvención a la sociedad de estudios vascos Eusko Ikaskuntza y retirar la señalización bilingüe en la zona mixta de la comunidad foral.

En una nota, Euskal Herritarrok asegura que con estas dos decisiones 'Sanz y UPN se ponen a la altura de Franco porque quieren hacer desaparecer todas las señas de identidad navarras, vascas, mediante el genocidio cultural'. Por su parte, Begoña Errazti, de Eusko Alkartasuna califica de 'indecencia' ambas decisiones del Ejecutivo 'desde el punto de vista moral, cultural y político' puesto que obedecen, a su juicio, a 'criterios exclusivamente totalitarios, ajenos al funcionamiento normalizado de la democracia, basada en el respeto y en la diversidad cultural, política y de pensamiento'.

El sindicato LAB califica tanto la retirada de subvención a Eusko Ikaskuntza como el uso exclusivo del castellano en los carteles viales como 'una nueva expresión, con un alto contenido simbólico, de la cruzada vascofóbica del gobierno de UPN-PP, con la complacencia del PSN, para erradicar toda referencia a la lengua y cultura propia de Navarra'.

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 09 de enero de 2001.

Debido a las excepcionales circunstancias, EL PAÍS está ofreciendo gratuitamente todos sus contenidos digitales. La información relativa al coronavirus seguirá en abierto mientras persista la gravedad de la crisis.

Decenas de periodistas trabajan sin descanso para llevarte la cobertura más rigurosa y cumplir con su misión de servicio público. Si quieres apoyar nuestro periodismo puedes hacerlo aquí por 1 euro el primer mes (a partir de junio 10 euros). Suscríbete a los hechos.

Suscríbete