Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Seis consejeros de Sanidad del PSOE critican a Villalobos por eludir el debate de las 'vacas locas'

Los consejeros de Sanidad de las seis autonomías gobernadas por el PSOE (Andalucía, Castilla-La Mancha, Extremadura, Aragón, Baleares y Asturias) reprocharon antes de la reunión a la ministra de Sanidad, Celia Villalobos, que "desprecie" el Consejo Interterritorial de Salud al "eludir" la discusión en ese foro "de los problemas que afectan a los ciudadanos", como la crisis de las vacas locas o la legionella. Al término de la reunión, la ministra confirmó que ambos asuntos se habían tratado, finalmente, en dicho Consejo, aunque, efectivamente, no habían sido incluidos en el orden del día. Villalobos negó haber intentado evitar el tema al afirmar: "No se incluyó en el orden del día porque no había ninguna decisión que tomar"."Este Consejo será recordado por lo que no trata y no por lo que aborda", había asegurado el consejero de Salud de Andalucía, Francisco Vallejo. Andalucía es la única comunidad, de las gobernadas por el PSOE, que tiene transferidas las competencias sanitarias. La financiación de esa Sanidad transferida deberá empezar a negociarse, según Vallejo, a principios de 2001, pero ayer el ministerio no consideró oportuno discutirlo.

Tampoco lo fue, según criticó el consejero de Salud de Aragón, Alberto Larraz, el compromiso electoral del PP de abordar en esta legislatura las transferencias de Sanidad a las autonomías que aún no las tienen. De igual forma, el PSOE reprochó a Villalobos que eludiera incluir en el orden del día la política farmacéutica, pese a que el gasto en farmacia es, según este grupo, el único que crece en los presupuestos de Sanidad y, lo más grave para ellos, la crisis de las vacas locas. "Los problemas que interesan a los ciudadanos y que crean incertidumbre sobre la salud pública son, en estos momentos, las vacas locas, la legionella y la nueva vacuna contra la meningitis. De nada de eso vamos a hablar", se quejaron. Dijeron que el argumento de la ministra para no hablar de las vacas locas es que esa crisis corresponde al ministro de Agricultura.

El consejero extremeño, Guillermo Fernández, negó la mayor. Dijo que la responsabilidad de que -haya o no casos de encefalopatía espongiforme (EEB) entre la cabaña- la carne llegue al consumidor en perfectas condiciones no es de Agricultura, sino de Sanidad. En lugar de eso, recordó, la ministra hace "frívolas declaraciones sobre supuestos mataderos clandestinos, cuando su responsabilidad es acabar con ellos".

Al término de la reunión, Villalobos resaltó que los directores generales de Sanidad de las Comunidades Autónomas habían firmado un documento, que fue mostrado por el secretario general de Gestión y Cooperación, Rubén Moreno, en el que afirmaban su "absoluto" acuerdo con todas las medidas tomadas por el Gobierno para combatir el problema de la EEB.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de diciembre de 2000