Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El meningococo como problema de salud

El meningococo mata cada año entre 500.000 y 600.000 niños en todo el mundo. En España se producen cada año entre 1.300 y 1.400 casos de infección por meningococo, con una mortalidad del 8% en el serogrupo B y del 13% en el serogrupo C. El agente infeccioso es la bacteria Neisseria meningitidis y puede manifestarse como meningitis o como sepsis. En la sepsis, que se da sobre todo en los países más pobres, el sistema inmunológico activa el síndrome de respuesta inflamatoria, por el que se produce una inflamación de todos los órganos y tejidos, con caída de la tensión arterial, disfunción cardiaca y muerte en el 30% de los casos. "Aunque generalmente la infección meningocócica responde bien al tratamiento antibiótico, en las formas más graves uno de cada tres pacientes muere", dijo en la reunión de Cascais Juan Casado, jefe de la Unidad de Ciudados Intensivos Padiátricos del hospital del Niño Jesús de Madrid.

"Los síntomas más característicos de la meningitis", añadió, "son fiebre alta, decaimiento, irritabilidad si se trata de bebés, dolor de cabeza, vómitos y rigidez de nuca. Si la infección es una sepsis generalizada aparecen también petequias o manchas rojas sobre la piel y caída de la presión arterial. En este caso, la muerte puede llegar en pocas horas".

Un estudio sobre meningitis bacteriana en la infancia auspiciado por la Asociación Española de Pediatría (AEP) identifica a la N. meningitidis como el microorganismo aislado en el 68% del total de meningitis bacterianas con germen conocido. Según Casado, la infección meningocócica puede aparecer a cualquier edad, sobre todo en los cinco primeros años de vida. Cuando el proceso sólo afecta a las meninges suele tener buen pronóstico. Si se manifiesta en forma de sepsis alcanza una mortalidad del 30%.

Julio Vázquez, del Centro Nacional de Microbiología (CNM), de Madrid, apunta que esta bacteria es un habitante de la nasofaringe y sólo puntualmente causa enfermedad. "Los periodos fríos del año y los ambientes cerrados facilitan la aparición y transmisión de la infección".

Tras el Reino Unido, que emprendió la vacunación contra el meningococo C en 1999, España es el segundo país del mundo que, desde el pasado julio, aplica este tipo de inmunización. La actual vacuna conjugada frente al meningococo C es efectiva en los primeros años de vida, cuando la incidencia es más alta, y otorga una protección duradera.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 19 de diciembre de 2000