Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cultura premia los 'objetos' del fotógrafo Chema Madoz

El fotógrafo Chema Madoz (Madrid, 1958) recibió ayer con sorpresa y agrado el Premio Nacional de Fotografía 2000, otorgado por el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, y dotado con dos millones y medio de pesetas. "El trabajo de creación, como el de fotografía, es un poco aislado, y con un premio de este tipo se tiene la impresión de que el trabajo tiene respuesta". Madoz fotografía objetos para explicarse "la propia realidad".El jurado que concedió el galardón estuvo formado por el director general de Bellas Artes, Joaquín Puig de la Bellacasa, como presidente; el fotógrafo Alberto García-Alix, premiado el año pasado; Antonio Lara, catedrático de Historia de la Imagen; José María Prado, director de Filmoteca Española y fotógrafo; José del Río, fotógrafo y productor; Oliva María Rubio, comisaria de exposiciones, y Santiago Saavedra, director general de Ediciones El Viso.

El Museo Nacional Reina Sofía recogió hace un año una antología de sus objetos de los años noventa. Son las imágenes que identifican la obra de Chema Madoz, comparada a una metáfora literaria o a un juego verbal de doble sentido. El fotógrafo declaró ayer que desde sus comienzos, en 1985, ha tenido una "evolución lenta, pausada, que abarca otros campos, donde aparecen y desaparecen elementos". "No trabajo con un proyecto previo. Es más abierto, en el día a día, sin tener claro hacia dónde ir".

La carrera de Madoz registra exposiciones en España (en la colectiva de fotografía española contemporánea y personales en el Reina Sofía, el CGAC de Santiago de Compostela, galería Fúcares) y el extranjero, con premios como el de PhotoEspaña 2000, el Kodak y el de la Fundación Cultural Banesto. Toda su obra se puede ver en Internet: www.fotoforum.net. Los críticos establecen conexiones con Magritte y Brossa. "Hay influencias de muchos campos, pero no me interesa una etiqueta. Utilizo el objeto para explicarme la propia realidad. En las imágenes reivindico la duda como método de conocimiento, el no dar por sentada la realidad que nos rodea".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 5 de diciembre de 2000