Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Atapuerca se exhibe en los Viveros

Una muestra expone en el Museo de Ciencias Naturales de Valencia los hallazgos del yacimientos burgalés

Quién le iba a decir a la cadera Elvis que 300.000 años después de ayudar a mantenerse erguido a un homínido, habitante de la sierra de Atapuerca, cerca de Burgos, iba a ser una de las estrellas de la exposición sobre el yacimiento castellano que se exhibe en el museo de Ciencias Naturales de Valencia, situado en el Jardín de los Viveros. Si bien es cierto que no es la original -la ley de patrimonio lo impide- la reproducción de esta pelvis, bautizada como el famoso rockero estadounidense de Memphis por los paleontólogos de Atapuerca, es una extraordinaria muestra de los restos humanos encontradas en los trabajos que se desarrollan en las excavaciones, recientemente declarada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco. Se trata de una cadera de gran tamaño, que ningún ser humano de 1,77 metros, la altura supuesta del homínido, tendría actualmente. Esta pelvis soportaba un tronco poderoso de un macho de gran constitución que sobrepasaba los 100 kilos y que había cumplido los 35 años cuando murió. Perteneció a un preneardental, una especie que precedió a los neardentales, homínidos que se extinguieron hace menos de 30.000 años y que coexistieron con nuestros antepasados directos, los homo sapiens sapiens.Las reproducciones son una parte de la muestra que hasta el 28 de enero se expone en museo situado en los jardines de Viveros, organizada por el Círculo de Lectores y la Universidad Complutense, entre otras entidades. Junto a ellas se exponen fotografías de los hallazgos y una película documental sobre los trabajos desarrollados en el yacimiento que recoge los instantes en que se vivieron los proincipales descubrimientos.

A Elvis le acompaña una reproducción del cráneo número cinco, que perteneció a un homínido de unos 40 años, otro de los descubrimientos con mayúscula encontrados en la sierra burgalesa: se trata del mejor cráneo conservado del registro fósil mundial. Estos dos hallazgos, junto a otros 2.500 huesos han sido encontrados en la Sima de los Huesos, donde hace 300.000 años se acumularon más de 32 cadáveres formando de esta forma el mayor yaciemiento de fósiles humanos que haya sido nunca excavado. Se encuentra situado en una sima de 13 metros de profundidad, y la acumulación de restos responde a una práctica seguida por los habitantes de la gruta que consistía en depositar a sus congéneres muertos, por lo que representa la más antigua práctica funereria, como destaca el codirector de las excavaciones, Juan Luis Arsuaga.

En Atapuerca también se encuentran fósiles mucho más antiguos, que se remontan a hace 800.000 años. Se trata de unos ochenta restos humanos, los más antiguos de Europa, que dieron nombre a una nueva especie, el homo Antecessor, ya que no se trataba de ninguna de las especies fósiles conocidas. Se trata de niños,adolescentes y adultos que cuentan marcas de descarnamiento provocadas por el filo de instrumentos de piedra tallada. Los investigadores han interpretado estas hendiduras como la prueba de que los restos comidos por otros homínidos. Arsuaga apunta que esta circusntancia supone elprimer testimonio de canibalismo de la historia.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 2 de diciembre de 2000