14ª FERIA INTERNACIONAL DEL LIBRO DE GUADALAJARA

Seis poetas ensalzan la generosidad y la ética del poeta José Hierro

España logra el premio al mejor pabellón de la feria

"Si muero / que me pongan desnudo / desnudo / junto al mar". "Nunca más / volveré a verte / con estos ojos / con que hoy te miro". La voz profunda de José Hierro llegó a través de los altavoces al público que enmudeció emocionado. Seis poetas glosaron en la Feria de Guadalajara su figura y su obra. Seguro que a Pepe Hierro tanto y tan cálido elogio le hubiera avergonzado un poco.

Más información

La conclusión fue unánime: es un hombre de una extraordinaria generosidad, modesto, de una ética irreductible y es una de las voces más profundas de la poesía española contemporánea. José Hierro no pudo asistir al gran homenaje que quiso rendirle la Feria Internacional del Libro de Guadalajara, pues se halla convaleciente en Madrid de su afección respiratoria que se le complicó con un infarto agudo de miocardio. "Estoy aquí por la ausencia de Pepe Hierro", dijo el poeta mexicano Hugo Gutierréz, gran amigo del español. "Le llamé por teléfono para saber cómo estaba y me dijo 'no sea usted imbécil, que estoy vivo. Y además me alegro de no ir a Guadalajara para no tener que aguantar sus pendejadas'. Como pueden ver, Pepe estará enfermo pero no ha perdido el humor. Es un enfermo irresponsable que no deja de fumar. Pero así es Pepe y le queremos".Tras la semblanza que trazó el director general del Libro, Fernando de Lanzas, empezó Francisco Brines: "Para explicarles cómo es este gran poeta les hablaré de tres de sus principales características: su extraordinaria generosidad, que oculta la mayoría de las veces tras un silencio absoluto. De una gran modestia y al mismo tiempo orgulloso. Orgulloso pero no soberbio, porque la soberbia ataca y en cambio el orgullo defiende la dignidad".

También habló Luis García Montero de la extraordinaria generosidad del poeta. "En un mundo como el de la poesía en que vuelan frecuentes cuchillos, José Hierro siempre ayudó a los jóvenes poetas, leyendo sus poemas, aconsejando, asistiendo a sus recitales". Antonio Hernández lo definió como "un perdurable dinamitero del corazón". Felipe Benítez Reyes afirmó que "Pepe Hierro vive la vida con una intensidad inusual. Es querido unánimemente".

Ángel González, quizá el más emocionado de todos, explicó lo que significó la irrupción de José Hierro en aquella posguerra desolada. En aquellos tiempos sombríos, "Pepe Hierro aportó una nueva manera de plantear la relación entre la poesía y la realidad".

Pasados ya los sinsabores de los últimos días, instaladas las 40 columnas que ofrece la exposición Un milenio de literatura española, llegado el equipo del Cervantes que permite saborear el Quijote virtual, llegado también el proyector que permite ver documentales y cintas con conversaciones con escritores, el Pabellón Español fue inaugurado por todo lo alto, con mariachis incluidos, en la 14ª Feria Internacional del Libro de Guadalajara.

Y para que la felicidad fuera completa, la Universidad de Guadalajara le concedió el premio al mejor pabellón tanto por su diseño gráfico como por el concepto con que ha sido construido y por su contenido.

* Este artículo apareció en la edición impresa del jueves, 30 de noviembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50