El sociólogo Castells deja Berkeley tras 21 años y vuelve a Barcelona

Trabajará en la Universitat Oberta de Catalunya

Manuel Castells (Hellín, Albacete, 1942), el teorizador de referencia de la sociedad de la información, autor del enciclopédico La era de la información, vuelve a España, concretamente a Barcelona, la ciudad que debió abandonar en 1962 para exilarse en Francia. Castells dejará su puesto en la Universidad de Berkeley, en California (EE UU), donde trabaja desde hace 21 años, para hacerse cargo a partir del próximo curso de la investigación en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), pionera de la enseñanza por Internet. El rector de la UOC, Gabriel Ferraté, calificó de "ideal, perfecta y deseable" la oportunidad que se le abre a este centro con esta incorporación. Castells, que ya se había hecho cargo de la dirección de las tesis doctorales de la UOC hace algo más de un año, y que recientemente ha superado un cáncer, respondió ayer -vía Internet- a las preguntas de los periodistas desde su despacho californiano, no escondió su alegría por trasladarse a vivir a la ciudad "de la que salió", según dijo. Ferraté anunció que Castells desarrollará su trabajo, esencialmente, en el Instituto Interdisciplinario de Internet (IN3), un centro para investigar sobre el uso y las aplicaciones de las tecnologías de la información y la comunicación en los diversos sectores de la sociedad y del conocimiento.

Trabajo profiláctico

Castells delimitó el campo de su trabajo de investigación sobre la sociedad de la información centrándolo en temas de actualidad, "como la relación de Internet y empresa, el negocio electrónico, las transformaciones de las relaciones de trabajo en la empresa desde la introducción de la red o los cambios en la enseñanza". El todavía profesor de Berkeley quiso ser más preciso. Mi trabajo, dijo, será más de "profilaxis mental; de enseñar a la gente el presente, para acabar desplazando a la futurología". Castells considera que "se hace profecía del futuro, se dispone de conocimiento del pasado, pero se tiene muy poco conocimiento del presente".Considera que la UOC es "un proyecto dinámico, innovador e ilusionante" y que, como investigador, el hecho de volver a Barcelona y a España, donde la sociedad de la información todavía está configurándose, le aporta un valor añadido al "poder contribuir al conocimiento de una sociedad de la información en el momento en que se está organizando y se están cambiando las reglas sociales, económicas y culturales".

En opinión del autor de La era de la información, la todavía baja presencia de Internet en España cambiará radicalmente y en un muy breve espacio de tiempo. Según Castells, en tres años la utilización comercial de Internet será en Europa la mitad de EE UU, un enorme salto cualitativo si se tiene en cuenta que actualmente no llega al 10%. Tampoco le preocupa el índice de uso de la red en España (14% de la población), lejos del 20% de Francia. El gran reto, en su opinión, es "cómo desarrollar conexiones de banda ancha, sin las cuales no se puede hablar de sociedad de la información". Para Castells, el retraso tecnológico de España hay que atribuirlo "a la incapacidad de romper los últimos restos del monopolio en las telecomunicaciones, una situación que al final dará como resultado ofertas de tarifa plana mejores que las actuales".

* Este artículo apareció en la edición impresa del martes, 28 de noviembre de 2000.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50