Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los propietarios de inmuebles históricos creen necesarias medidas de protección fiscal para su conservación

El mantenimiento y la rehabilitación de los inmuebles históricos de propiedad privada requiere de un respaldo de las instituciones, que se ha de traducir, sobre todo, en medidas de protección fiscal. Ésta es una de las conclusiones básicas a que se llegó en la primera de las jornadas técnicas sobre los problemas de intervención en inmuebles históricos dentro del ámbito municipal, que se celebran entre ayer y hoy en Vitoria. La cita, organizada por la Fundación Casas Históricas y Singulares, ha convocado a más de 50 propietarios de edificios históricos que están preocupados por su mantenimiento, sobre todo, después de que la Administración haya dejado de adquirir estas edificaciones. Como explica Teresa Murga, delegada de la fundación en el País Vasco, "aunque gran parte de los palacios y torres han pasado a manos municipales, la Administración ya tiene claro que el mejor gestor y el más barato de estos inmuebles es el propietario".

La fundación cuenta en el País Vasco con unos 30 miembros, de los que la mitad tiene su propiedad en Álava, como Teresa Murga, responsable de la torre que lleva su apellido en el valle de Ayala. "Cada territorio del País Vasco tiene su legislación, y en Álava hay un mayor respaldo a la rehabilitación y mantenimiento de estos edificios, pero todavía consideramos que no tenemos un reconocimiento social por el mantenimiento de estos monumentos".

Además, los responsables de casas singulares e históricas ven cómo no hay, en téminos generales, planes especiales de protección de todos los cascos antiguos, y no sólo de las edificaciones de propiedad pública.

Las jornadas se centrarán hoy en la forma de resolver la conservación de estos inmuebles en la parte histórica de las ciudades. Para ello se presentan las colaboraciones de dos alcaldes expertos. En primer lugar, hablará el ex primer edil de Santiago de Compostela, Xerardo Estévez, responsable de una rehabilitación modelo de la que es ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Sobre este tipo de calificación disertará la alcaldesa de San Cristóbal de La Laguna, Ana Oramas, quien expondrá los compromisos municipales a los que llegó con los propietarios a la hora de restaurar la localidad.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 23 de noviembre de 2000