Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El CERN cierra definitivamente su gran acelerador de partículas

La decisión retrasará años la búsqueda del bosón de Higgs

El gran acelerador de partículas LEP del Laboratorio Europeo de Física de Partículas (CERN), junto a Ginebra, empezará a ser desmantelado en breve. Así lo decidió ayer en reunión extraordinaria el consejo de los países miembros de la organización. El cierre de la máquina retrasará durante años la búsqueda de la partícula de Higgs, de cuya existencia se hallaron indicios recientemente gracias al acelerador.

Presión científica

El Consejo decidió continuar el plan científico del laboratorio aprobado en 1996 que contempla el cierre del LEP para montar en su lugar el nuevo acelerador LHC que debería empezar a funcionar en 2006. La desolación y la tristeza hicieron mella entre centenares de físicos que han intentado en los últimos días defender la importancia científica de los experimentos que podrían haberse realizado el año que viene en LEP. "Es una noticia lamentable para la comunidad científica internacional, pero fundamentalmente para la comunidad científica europea", comentó ayer tras la reunión Manuel Aguilar Benítez, delegado científico de España en el CERN."En ausencia de un consenso para cambiar el programa existente, el comité del Consejo apoya director general para seguir adelante el programa del CERN existente", decía ayer un comunicado de la la organización. El duro debate entre los delegados de los países miembros duró cuatro horas y en él se manifestaron posturas contrapuestas. La delegación española defendió, argumentando el interés científico de la búsqueda de la partícula de Higgs, la reapertura del acelerador durante unos meses el año que viene.

El LEP, una maquina científica de 27 kilómetros de circunferencia, inaugurada hace once años, acababa ahora su vida útil programada, pero la sorpresa de Higgs después del verano hizo que se replanteara su cierre definitivo.

El comité de investigación del CERN celebró hace dos semanas una reunión extraordinaria y no llegó a un acuerdo acerca de la conveniencia o no de mantener abierto el LEP. Pero el director general del laboratorio, Luciano Maiani, decidió cerrarlo definitivamente, aunque pidió que el Consejo de los países miembros ratificara su decisión en la reunión fijada para el 15 de diciembre. Unos días después convocó la reunión extraordinaria de ayer. Mientras tanto, centenares de físicos del CERN, con el apoyo de colegas de Europa y de Estados Unidos favorables a seguir los experimentos en busca de Higgs el año próximo en el LEP, han defendido el interés científico de esa investigación, la oportunidad de hacer un descubrimiento fundamental y la escasa o nula incidencia que tendría esta prórroga en el plan de desarrollo del LHC.La búsqueda de Higgs, una partícula esencial que de existir completaría el modelo físico que describe el microcosmos, es el objetivo soñado de la física desde hace años. Tras haber encontrado los primeros indicios sólidos aunque no definitivos de su existencia, los científicos querían salir de dudas con la ilusión de tener tal vez en la punta de los dedos un descubrimiento sensacional.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 18 de noviembre de 2000