Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Laurens logra el Fémina francés por novelar sobre "sus hombres"

La temporada francesa de los premios literarios se cerró ayer con la concesión del Fémina y el Médicis.

Seix Barral

La temporada francesa de los premios literarios se cerró ayer con la concesión del Fémina y el Médicis. El primero de ellos ha sido para Camille Laurens por Dans ces bras-là (Entre esos brazos), publicado por P.O.L. y éxito sorpresa de la temporada pues ya se han vendido más de 100.000 ejemplares de la novela. El segundo galardón ha recaído en la obra de Yan Apperry Diabolus in musica, un texto sobre la salvación a través de la música.Después del sorprendente Goncourt para Jean-Jacques Schuhl y su novela collage, Ingrid Caven, el premio para Camille Laurens parecía evidente. Una encuesta entre los libreros franceses ya había desvelado que su libro era considerado como el mejor de entre todos las nuevos textos de ficción aparecidos este año. Se trata de una novela construida a partir de capítulos muy breves, sus 297 páginas repartidas en 102 capítulos. En ella la autora evoca a los hombres de su vida, a los de familia pero también aquellos de quien se ha enamorado, a lo que ha deseado.

"Lo que me interesa es la diferencia entre sexos", afirma Camille Laurens, a quien no le agrada "esa noción igualitaria, que trata al otro como colega, camarada, socio o hermano, simulando ignorar la alteridad".

Dans ces bras-là será publicado en España por la editorial Seix Barral, que se ha anticipado en esta oportunidad a Anagrama, editor habitual de los títulos dados a conocer por P.O.L. La postura abiertamente afeminista de Camille Laurens dota la novela de un punto de vista que trasciende la militancia y las convenciones, más allá de la sumisión o de la crítica radical aunque no de la ironía. "Hoy los hombres aceptan mejor su parte femenina", manifiesta la autora, "pero siguen olvidándose de la mitad de las cosas cuando van de compras al super; siguen dejando los periódicos en el suelo", continúa la escritora francesa mientras insiste al hablar de los hombres en términos como "el otro, el sexo opuesto, la orilla desconocida".

Si el Premio Fémina de ensayo ha sido para un autor veterano, el antiguo ministro de Mitterrand Robert Badinter, que recuerda en L'abolition la batalla protagonizada por él mismo para abolir la pena de muerte en Francia, el Médicis lo ha ganado un autor joven, pues Apperry tiene 28 años.

La historia que cuenta Apperry es la de un huérfano de madre, hijo de un padre alcohólico y violento. La música le salva de lo que parecía un destino siniestro. "El libro nace de mis repetidas estancias en Roma, ciudad en la que trabajo regularmente con el músico Massimo Nunzi. Es una novela de erudito pero no hay nada más fácil en el mundo que ser un erudito: basta con abrir el diccionario".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 7 de noviembre de 2000