Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENDOCRINOLOGÍA

La melatonina ajusta el reloj biológico de los ciegos

Al no poder vez la luz del sol, el reloj biológico de una persona ciega puede desincronizarse con respecto al resto del mundo, manteniéndola despierta cuando el resto del mundo duerme. Ahora, un equipo de investigadores ha descubierto que la melatonina puede restablecer el ritmo circadiano normal en las personas ciegas, según un trabajo que publica el New England Journal of Medicina de la semana pasada.

La melatonina es una hormona natural producida durante la noche. Debido a que se cree que ayuda a regular los patrones del sueño, los suplementos de melatonina se han recomendado como tratamiento para problemas de sueño, desfase de horario por largos viajes en avión e incluso contra los efectos del envejecimiento.

Mientras que algunos estudios cuestionan estos efectos sobre la salud, los resultados de otros revelan que la melatonina puede corregir los trastornos del sueño que a menudo afectan a los ciegos.

El reloj del cuerpo funciona en un lapso aproximado de las 24 horas del día, con ayuda de la luz del día y la oscuridad de la noche. Debido a que las personas ciegas no tienen indicadores de luz, frecuentemente tienen trastornos del ritmo circadiano, y sufren insomnio y somnolencia diurna.

El equipo de Robert Sack, de la Universidad de Ciencias de la Salud de Oregon, en Portland (EE UU), se propuso estudiar si dosis diarias de melatonina podrían corregir los patrones de sueño de siete participantes invidentes en el estudio.

Los investigadores encontraron que en tres meses, la hormona normalizó el ritmo circadiano y mejoró los patrones del sueño en seis de los siete ciegos sometidos a investigación.

Los participantes del estudio comenzaron con una dosis de 10 miligramos de melatonina por día, pero el equipo de Sack encontró que en tres pacientes, la dosis podría incluso reducirse a sólo 0,5 miligramos y seguir conservando sus efectos deseables. Estos hallazgos, según Sack, también son relevantes para personas con problemas de sueño. Cerca del 30% de la población es sensible a los efectos inductores del sueño de la melatonina.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 17 de octubre de 2000