Guerra abierta por una ley innovadora

La amenaza de cobrar las recetas en su integridad a los ciudadanos es, por el momento, el último capítulo de un largo enfrentamiento entre los farmacéuticos navarros y la consejería de Salud en el que se han cruzado descalificaciones mutuas de todo tipo, incluyendo la aseveración del consejero, Santiago Cervera, de que su vida privada estaba siendo investigada por un grupo de profesionales con la intención de chantajearle.Se han sucedido campañas callejeras de carteles con la fotografía del consejero como causante de todos los males, cuñas radiofónicas pagadas por los farmacéuticos instando a la población a acopiar medicamentos y panfletos contra el Gobierno repartidos en los centros de salud.

El origen de todo ello es el proyecto de ley de UPN para liberalizar el sector farmacéutico, un texto innovador que arrebataría al Colegio profesional la capacidad exclusiva que hasta ahora tenía para permitir la apertura de nuevas farmacias y otorgaría al Ejecutivo la competencia para regular una nueva figura denominada farmacia concertada.

El proyecto es "inconstitucional", reiteran los farmacéuticos basándose en diversos informes, ya que no limita la apertura de farmacias a los dos criterios nacionales básicos de población y distancia, sino que, una vez cubierta la red geográfica mínima que garantice la atención a toda la población, permitirá la libre apertura de nuevas boticas. No obstante, será la Administración la que determine qué farmacias (las concertadas) podrán dispensar recetas del Servicio Navarro de Salud.

El texto garantiza un plazo de diez años de concierto a las actuales farmacias, pero a su término, todos los profesionales estarán en igualdad de condiciones al optar a la dispensa de las recetas del SNS, tras valorar la Administración una serie de apartados.

El futuro del texto dependerá del trámite parlamentario. UPN carece por sí sola de la mayoría necesaria para sacar adelante un proyecto que a buen seguro sufrirá serios cambios en su tramitación en la Cámara de Pamplona.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS