Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sebastião Salgado retrata los éxodos de la humanidad "que se quedó en el pasado"

El Círculo de Bellas Artes de Madrid expone 300 fotos sobre refugiados de 40 países

El proyecto del fotógrafo brasileño Sebastião Salgado (1944), residente en París, sobre los desplazamientos forzados de poblaciones, llegó ayer a Madrid con la exposición Éxodos, que distribuye 300 obras en distintos espacios del Círculo de Bellas Artes. Las fotos han sido realizadas durante seis años entre fugitivos y refugiados de 40 países, "esa parte del planeta que se quedó en el pasado". "Lo que ocurre en el mundo debe mostrarse para que las situaciones reflejadas no se repitan", declaró Salgado en la presentación de su proyecto, que incluye libros y debates.

Mala conciencia

"Mi esperanza con este trabajo es que, en tanto que individuos, grupos, sociedades, nos detengamos a reflexionar sobre la condición humana en el alba de un nuevo milenio, visto que las ideologías dominantes del siglo XX, comunismo y capitalismo, han fracasado estrepitosamente". Es el objetivo que se plantea Salgado sobre los movimientos mundiales de población, en el que ha trabajado los últimos seis años.Desde los años setenta, el fotógrafo brasileño ha registrado con su cámara las condiciones de vida de los habitantes de la periferia parisiense, la integración de los inmigrantes en las sociedades europeas, las condiciones de vida de los campesinos y la resistencia cultural de los indios y sus descendientes en América Latina, los efectos de la sequía en el Sahel (norte de África) y el fin del trabajo manual a gran escala. Economista de formación, comienza como fotógrafo freelance en 1973, y seis años más tarde se incorpora a la agencia Magnum, donde permanece hasta 1994, para crear después su propia agencia, Amazonas Images. En 1998 obtuvo el Premio Príncipe de Asturias de las Artes.

La exposición itinerante, que se ha visto en varias ciudades de Europa y América, y que tras su paso por Madrid, hasta el 6 de diciembre, visitará Barcelona (edificio La Pedrera, mayo-julio) y otras ciudades españolas, forma parte de un proyecto que incluye la publicación de los libros Éxodos y Retratos de los niños del éxodo, con textos del autor, José Saramago y Eduardo Galeano, programas didácticos, página web (www.expoexodos.com) y debates, con el patrocinio de la Fundación Retevisión. Hoy, a las 12.30, en el Círculo de Bellas Artes, se celebrará el primer debate sobre El testimonio de Salgado, con Luis González Seara, Joaquín Estefanía, Valentí Puig, Rafael Puyol, Francisco Calvo Serraller y Manuel Falces.

La exposición, preparada por su esposa, Lélia Wanick Salgado, ocupa varias salas del Círculo de Bellas Artes (entrada, 400 pesetas, gratuita para menores de 12 años) que dividen la obra de Salgado en cinco secciones, sobre el instinto de supervivencia en inmigrantes y refugiados, la tragedia africana, el éxodo rural y el caos urbano en Latinoamérica, el nuevo rostro urbano del mundo en Asia y los niños de hoy, los hombres y mujeres del nuevo siglo.

Salgado quiere que sus imágenes constaten una realidad que provoque el debate, pero dice que no deben verse con sentimiento de mala conciencia ni de compasión. Las fotos muestran "esa parte del planeta que se quedó en el pasado". Afirmó que la tecnología sólo llega a un 10% del planeta. "La exposición trata de ese otro 90%, que los españoles pueden ver fácilmente mirando más allá del Estrecho o hacia América Latina". Salgado utiliza la imagen por su lenguaje universal y la aplicación de la tecnología para abrir una nueva vía al fotoperiodismo, que sirva como "radiografía de la parte del mundo más desfavorecida".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 22 de septiembre de 2000