Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las lonjas reducen sus ventas a la mitad ante la falta de acuerdo con Marruecos

La negociación con Marruecos no avanza y el amarre forzoso de más de 200 pesqueros ya se deja sentir en la contabilidad de las principales lonjas andaluzas: en los mercados de Barbate, Algeciras, Huelva, Málaga y Almería las ventas alcanzaron tan sólo los 3.240 millones de pesetas en el primer semestre, menos de la mitad de lo que registraron (7.170 millones) durante los primeros seis meses del año pasado, según los datos ofrecidos ayer por la Consejería de Agricultura y Pesca.

Noviembre, fecha límite

El negocio en las cinco grandes lonjas se ha reducido a su mínima expresión desde que caducó el último acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos, el pasado 1 de diciembre. Por estos mercados apenas ha pasado, entre enero y junio, un 25% de las toneladas de pescado que se vendieron en el primer semestre de 1999. El informe que presentó el consejero de Agricultura, Paulino Plata, refleja una dependencia casi absoluta del caladero marroquí en los puertos gaditanos: en Barbate, la actividad comercial se redujo en un 85%, y en Algeciras en un 60%.La dilatada negociación con Marruecos, que se niega a prorrogar el actual modelo de acuerdo con la UE (autorización de pesca para medio centenar de buques a cambio de 20.000 millones de pesetas al año), ha disparado la preocupación del sector, a pesar de las ayudas (unas 150.000 pesetas mensuales) que la UE proporciona a los más de 1.500 marineros afectados.

Las ayudas comunitarias no alcanzan, sin embargo, a la industria auxiliar. Según el informe de la Junta, hay unas 220 empresas andaluzas directamente afectadas (comercios, fábricas de hielo, astilleros, conserveras), cuya facturación se redujo en 4.000 millones, un 25% respecto a los seis primeros meses de 1999. Una merma de ingresos que, en este caso, sí llevó a una reducción del empleo en tierra (un 27%) ante la falta de subvenciones públicas.

"Aún no se sabe ni siquiera si la negociación formal ha comenzado", lamentó el consejero de Agricultura, tras reunirse con representantes de armadores, pescadores y sindicatos. El último movimiento del ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, también mereció las críticas de Plata. En un reciente encuentro con el comisario europeo de Pesca, Franz Fischler, el ministro le planteó el mes de noviembre como "plazo límite" para llegar a un acuerdo.

"Marcar una fecha puede tener efectos muy negativos", aseguró Plata, quien dijo no tener "ninguna garantía" de que la Comisión Europea decida prorrogar las ayudas a los pescadores (finalizan en diciembre) ni de que los presupuestos comunitarios, que se aprueban en noviembre, incluyan una partida económica para un eventual acuerdo con Marruecos. El consejero recordó que otras potencias pesqueras, como Rusia y Japón, si habían renovado sus acuerdos con Marruecos, y criticó que el Gobierno español no denuncie ante Bruselas los contratos privados que, aseguró, permiten a tres grandes buques holandeses extraer una 10.000 toneladas anuales de este caladero.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 6 de septiembre de 2000

Más información

  • El empleo 'en tierra' se recortó en un 27% en el primer semestre