Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Olaciregui releva a Galán al frente del Festival de San Sebastián

Madrid / San Sebastián

Labor revalidada

Diego Galán (Tánger, 1946) abandonará por voluntad propia la dirección del Festival Internacional de Cine de San Sebastián, cargo que ocupa desde 1995. El anuncio será hecho público mañana, en una comparecencia en la capital donostiarra en la que también se confirmará que el actual subdirector, Mikel Olaciregui, le sucederá en el puesto. El cambio se hará efectivo en enero de 2001, según una nota remitida ayer a los medios de comunicación por la Sociedad Festival Internacional de Cine.Diego Galán continuará en el equipo directivo del certamen de cine como asesor. Ha sido él quien ha resuelto cesar en sus responsabilidades por motivos personales. Según fuentes cercanas al certamen, se ha decidido hacer público el cambio en estas fechas, y no durante la próxima edición, que comenzará el 21 de septiembre y que estará bajo la responsabilidad de Diego Galán, para dar un aire de normalidad y para que el sustituto pueda trabajar con un margen de tiempo suficiente con vistas al año próximo.

Galán ha protagonizado una trayectoria profesional ligada al Festival Internacional de Cine en las dos últimas décadas. Cuando asumió la dirección, en 1995, conocía el engranaje del certamen a la perfección. Entre 1986 y 1989 había ocupado este mismo cargo. Más tarde, entre 1993 y 1994, en la época en la que Manuel Pérez Estremera estuvo al frente del festival, fue consejero. Galán está considerado como el artífice de la ansiada estabilidad de un certamen que durante una época vio peligrar sus estructuras.

Las cuatro instituciones que organizan el certamen cinematográfico -Ministerio de Cultura, Gobierno vasco, Diputación Foral de Guipúzcoa y Ayuntamiento de San Sebastián- han revalidado una y otra vez la labor de Galán en la dirección. La última, en enero de 1999, cuando el consejo de administración renovó su contrato de modo indefinido.Entonces acogió el espaldarazo de las instituciones con satisfacción, pero también con una cierta dosis de cautela. El traslado del certamen al Palacio de Congresos y Auditorio Kursaal, del arquitecto Rafael Moneo, era un reto para una maquinaria adaptada al viejo teatro Victoria Eugenia. Galán asumió el riesgo y salió airoso de la celebración del festival en un edificio todavía inacabado. Quienes le conocen dicen que precisamente la audacia es uno de sus puntos fuertes y una cualidad que ha contribuido a la estabilidad de una cita cinematográfica de referencia en el mundo.

El cambio en la dirección se anunciará mañana, en una rueda de prensa en la que participarán el alcalde de San Sebastián, Odón Elorza; la consejera vasca de Cultura, Mari Carmen Garmendia; el diputado guipuzcoano del ramo, Luis María Bandrés; el director general del ICAA, José María Otero, y los propios Diego Galán y Mikel Olaciregui.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 18 de julio de 2000