Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El programa intensivo de anorexia permite descubrir un 30% más de casos que antes quedaban ocultos

El programa específico de tratamiento de la anorexia y la bulimia, puesto en marcha por Sanidad por primera vez en España en 1998, permitió descubrir a lo largo del pasado año un 30% más de casos que antes pasaban desapercibidos. De los 624 casos nuevos diagnosticados de anorexia o bulimia en 1998, se pasó a los 817 de 1999. Estas dos enfermedades, que han registrado un considerable aumento en los últimos años, causan una gran alarma entre la población. Osakidetza atendió durante el pasado año a 1.677 personas aquejadas de estos trastornos de la alimentación, de las que 575 ingresaron en el programa especial, diseñado para los enfermos más graves.

MÁS INFORMACIÓN

Éstos son los datos que figuran en el informe sobre la evolución de la anorexia y la bulimia en Euskadi que ha sido realizado por Osakidetza. El programa intensivo desarrollado por Sanidad dentro de su plan de intervención para combatir estos trastornos de la alimentación permite una atención personalizada para aquellas pacientes que precisan de un tratamiento más constante e intenso del que se ofrece habitualmente en los centros de salud mental, pero que no requieren de un ingreso en un hospital.El director de Salud Mental de Osakidetza, Álvaro Iruin, atribuye el aumento de un 30% en los casos nuevos a la existencia de personas que ya padecían la enfermedad, pero que desconocían la gravedad de su situación, no querían asumirla o bien estaban siendo tratadas en otros servicios del sistema sanitario de patologías diferentes a su dolencia real.

La anorexia y la bulimia son dos enfermedades psiquiátricas que se manifiestan en personas que sienten un miedo intenso a ganar peso o convertirse en obesos, incluso estando por debajo de su peso normal, y que sufren una alteración en la percepción de su figura corporal.

Las condiciones para entrar en el programa son que el paciente presente una pérdida de peso superior al 30%, que exista una conflictividad familiar grave, una ausencia de mejoría en tratamientos anteriores y patologías psiquiátricas, en las que a veces se producen intentos de suicidio. Durante 1999, la red extrahospitalria atendió a 1.677 pacientes -en su mayoría chicas-, 447 más que en 1998. Según las tasas de prevalencia de estas enfermedades, en Euskadi teóricamente existen 5.503 personas entre 10 y 21 años aquejadas de transtornos en la conducta alimentaria, por lo que los 1.677 pacientes atendidos representan sólo al 30,5% de los afectados.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 14 de julio de 2000

Más información

  • Siete de cada diez enfermas de trastornos alimentarios no recibe ningún tratamiento médico