Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Eduardo Serra toma posesión como 'ministro' del Museo del Prado

El Patronato recibió a su nuevo presidente, que anuncia un nuevo modelo de financiación

El acto de toma de posesión del nuevo presidente del patronato del Museo del Prado, el ex titular de Defensa Eduardo Serra, pasó ayer por los formalismos de un ministro, muy distinto al de sus predecesores en el cargo. Avalado por la ministra de Educación y Cultura, Pilar del Castillo, que voló desde Santander para el acto, Serra afirmó que habrá que reflexionar sobre la futura financiación del museo para que "no tenga que mendigar para subsistir".

Rodeado de buena parte de los patronos del Museo del Prado, entre los que se encontraban José Luis Álvarez, Fernando Chueca Goitia, Julio López Hernández, Emilio Lledó, José Milicua, Alfonso Pérez Sánchez o Carlos Zurita, duque de Soria, además del director del Prado, Fernando Checa; el director general de Bellas Artes, Joaquín Puig de la Bellacasa y el esposo de la ministra del Castillo, el diputado del PP, Guillermo Gortázar, Eduardo Serra pronunció ayer un breve discurso en la sala más emblemática del museo, ante Las meninas de Velázquez.Después de definir el Prado como "la joya de la cultura española", Serra dijo que la primera pinacoteca del Estado representa "lo mejor de la mejor época de España". Y se mostró optimista respecto al momento actual en que "España resurge de sus cenizas".

"Tomo posesión en un momento clave del museo, cuando se va a emprender una ampliación trascendental", dijo Serra. "Esa ampliación marca la pauta de lo que en el siglo XXI será el Museo del Prado. No sólo se trata de mejorar la acogida al público sino preparar su apertura a la sociedad en la línea de los grandes museos del mundo".

"Es esencial pensar mucho y decidir respecto a la futura financiación del museo", afirmó. "No es lógico que una casa como el Museo del Prado tenga que mendigar para subsistir. Es necesaria una autonomía de gestión y que los órganos de gobierno permitan al Prado lo que se merece, a través de una nueva vestidura jurídica. Mi compromiso es lograr que el Museo del Prado sea el mejor exponente de lo mejor que España tiene y ha tenido en el mundo", concluyó.

El eje político

La ministra Pilar del Castillo pronunció también un discurso, respaldando las intenciones de Serra. "El Museo del Prado ha sido nuestra puerta hacia Europa y debe ser no solo el eje de nuestra política museística sino un foro internacional de la cultura", afirmó. "Serra se propone lograr una mayor apertura del museo a la sociedad, potenciando la Fundación Amigos del Museo del Prado y abriéndose al mecenazgo público. Serra, con una brillane trayectoria como gestor, llega en un momento de extraordinario interés para el museo. Nos hemos propuesto que la política cultural sea cuestión de Estado y no de gobierno. Serra tiene un profundo sentido de Estado y sabe que el Prado supera el tempo político, por lo que es necesario dejarlo al margen de la polémica cotidiana".

Después de la presentación, los patronos y algunos familiares e invitados celebraron la toma de posesión con una copa en el patio Murillo del museo. Serra tiene previsto ofrecer hoy una rueda de prensa para explicar sus proyectos.

El hasta ahora presidente en funciones, Rodrigo Uría, pasa a ser vicepresidente del patronato. "El museo necesita más capacidad de decisión y gestión ante las próximas obras de ampliación, de una importancia enorme por su tamaño y complejidad ante la opinión pública", declaró Uría, tras presidir la comisión permanente que se reunió antes de la toma de posesión de Serra.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 27 de junio de 2000