Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El fiscal pide que pase a un juzgado ordinario el caso de los pagos a Amedo y Domínguez

El fiscal de la Audiencia Nacional Pedro Rubira, solicitó ayer al juez Baltasar Garzón que remita el caso de los presuntos pagos en Suiza de 200 millones de pesetas a cada uno de los ex policías José Amedo y Michel Domínguez a un juzgado de instrucción ordinario de los de Madrid por entender que constituye un presunto delito de malversación de caudales públicos y que éste no es competencia de ese tribunal.El asunto de los fondos supuestamente abonados a los ex agentes para que mantuvieran silencio sobre las actividades de los Grupos Antiterroristas de Liberación (GAL) era un resto del sumario 1/88 en el que los propios Amedo y Domínguez fueron condenados a 108 años de prisión por los atentados a los bares Batxoki y La Consolation, del sur de Francia. Posteriormente, el ex ministro del Interior José Barrionuevo y el ex secretario de Estado Rafael Vera, junto con otros diez procesados, incluidos Amedo y Domínguez, fueron condenados por el secuestro de Segundo Marey.

Así, los presuntos pagos a Amedo y Domínguez quedaron pendientes de resolver en el Tribunal Supremo y la causa fue devuelta a la Audiencia Nacional.

Ahora Rubira razona que el Supremo ya expuso en la sentencia por el secuestro de Marey que los condenados no formaban una banda armada y, por tanto, que esos pagos no podrían constituir financiación de los GAL. Al no poder imputarles pertenencia a banda armada, el caso no es competencia de la Audiencia, alega, sino de un juzgado ordinario.

El fiscal también recuerda que Vera se enfrenta a una petición de ocho años de prisión y multa de inhabilitación absoluta por 20 años por disponer ilícitamente de la partida de los fondos reservados de Interior en un proceso que se investiga en el Juzgado de Instrucción número 5 de Madrid.

Por ello, el fiscal pide que se desglosen las actuaciones y se remita testimonio al Juzgado Decano de Madrid al haberse cometido el delito de malversación que se imputa a Vera, su ex secretario personal Juan de Justo y los agentes Félix Hernando y Aníbal Machín.

Respecto al ex policía Miguel Planchuelo, al que se imputaban los ataques a los bares Batxoki y La Consolation, es decir los mismos delitos por los que Amedo y Domínguez fueron condenados a 108 años, el fiscal afirma que no hay pruebas contra él.

El fiscal señala también que algunos de los delitos, como el monetario o el uso público de nombre supuesto, han sido modificados por reformas legislativas y que, al ser conductas atípicas, procedería el sobreseimiento libre para los procesados a los que se les imputaban: Vera, De Justo, Hernando, Machín y Domínguez.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 21 de junio de 2000