Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Otto Steinert enseña el proceso de la 'fotografía subjetiva'

Muestra de 190 obras en la Fundación ICO

Un autorretrato con numerosos matices de negros es la primera imagen que se encuentra el visitante de la exposición del fotógrafo alemán Otto Steinert (1915-1978), abierta hasta el 30 de julio en el Museo Colecciones ICO, de Madrid (Zorrilla, 3). A través de 190 obras, entre fotografías (copias de época) y documentos, se recorre una biografía de fotógrafo, profesor, coleccionista e impulsor de la fotografía subjetiva como corriente artística.

La antológica Otto Steinert, fotógrafo, presentada ayer en la Fundación ICO, dentro del programa de PhotoEspaña 2000, reúne por primera vez una selección representativa del trabajo del autor alemán, sobre todo en los procesos de las imágenes experimentales y en las series de retratos.El material expuesto procede del Museo Folkwang, de Essen, que conserva un fondo documental de Steinert con los archivos de negativos, correspondencia y biblioteca personal, aumentado con una donación reciente de la familia del fotógrafo, según explicó ayer la historiadora Ute Eskildsen, directora del departamento de fotografía del museo y antigua alumna de Steinert.

Desde la muerte del fotógrafo en 1978, el Museo Folkwang ha dedicado un ciclo de exposiciones, en las que ha destacado su faceta de coleccionista, en 1981, y nueve años después a su labor como profesor y de varias generaciones de fotógrafos alemanes. En España es la primera retrospectiva que se celebra, por lo que se muestran sus primeros ensayos, en línea con los artistas iniciales de la Bauhaus, los experimentos de laboratorio y los retratos desde la abstracción, según Ramón Esparza, coordinador de la exposición.

Etapas

Las preocupaciones técnicas y estéticas acompañan el montaje en sentido cronológico, que incluye un autorretrato de 1929, de pequeñas dimensiones, en unas vitrinas junto a álbumes personales, revistas y catálogos de sus exposiciones sobre la fotografía subjetiva.

En el montaje se pueden distinguir los comienzos, en los años treinta y cuarenta; la fotografía escénica, las vistas de París, las obras experimentales (con técnica de fotograma, impresión del negativo, solarización, luminograma y montaje de copias), retratos (entre ellos los premios Nobel alemanes) y arquitectura industrial. Para Steinert, el valor de la fotografía subjetiva no depende del motivo, sino del poder creador del fotógrafo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 1 de junio de 2000