Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El colegio médico de Asturias denuncia los regalos de laboratorios

El Colegio Oficial de Médicos de Asturias ha denunciado públicamente el exceso de regalos que reciben los facultativos por parte de los laboratorios farmacéuticos. Tales regalos, según este colegio, suelen consistir en invitaciones a congresos cuyo contenido científico es en ocasiones nulo. "No tenemos medios para perseguir los abusos", reconoce la organización colegial.

"A veces la única forma que los médicos tenemos para asistir a congresos es la financiación de los laboratorios. Pero una cosa es que te inviten y otra que te sufraguen las vacaciones o te manden a esquiar a Los Alpes", dice Ángel García Prieto, secretario del colegio asturiano. El que los médicos acudan a congresos seudocientíficos no quiere decir que vayan a prescribir más a favor de un laboratorio u otro, añade antes de rechazar el sistema extendido. Para Gonzalo Herranz, secretario de la sección deontológica de la Organización Médica Colegial, la denuncia refleja una realidad que no debería existir si se cumplieran las leyes. "Lo que está ocurriendo es demoledor. Y la única que puede pararlo es la propia industria; sólo los dinosaurios pueden vencer a los dinosaurios. No tenemos medios para perseguir estas prácticas. Tenemos las mejores normas, pero no policía para hacerlas cumplir. Hace unos meses, el ministro de Sanidad de Israel obligó a 120 médicos a bajarse del avión cuando estaban a punto de partir a un congreso. Esas cosas deberían hacerse también aquí".

Herranz coincide con García Prieto en señalar que el objetivo del agasajo de los laboratorios a los facultativos es el de lograr que éstos receten sus productos. "Somos testigos de cómo las empresas agasajan más a los que trabajan en la sanidad pública con mayor capacidad de prescripción", añade.

Para estos dos médicos, es evidente que, si los laboratorios redujeran sus gastos en este capítulo, podrían bajar los precios de los fármacos. "Es curioso que Sanidad firme medicamentazos retirando la financiación a medicinas que cuestan 300 pesetas y que pague fármacos de 6.000", señala García Prieto.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Lunes, 17 de abril de 2000