Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España anuncia la condonación de 200 millones de dólares de deuda a los países subsaharianos

España anunció ayer la condonación de 200 millones de dólares (unos 35.000 millones de pesetas) de deuda exterior en créditos oficiales de ayuda al desarrollo a los países subsaharianos. El presidente del Gobierno, José María Aznar, también reveló que España duplicará en la legislatura (los próximos cuatro años) la ayuda no reembolsable al desarrollo que dirige a los países africanos. África recibe anualmente 10,5 millones de dólares de ayuda española, el 21% de los 50 millones de dólares que maneja la Agencia Española de Cooperación Internacional.

MÁS INFORMACIÓN

Esta condonación representa un 14% del total de la deuda africana con España. Según el libro de Jaime Atienza La deuda exterior y los países del Sur, el total de esta deuda alcanza los 238.291 millones de pesetas. "Es un primer paso, pero insuficiente", declararon ayer en Madrid fuentes de Intermón. España se comprometió en septiembre, en el marco de la iniciativa del Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional, a condonar deuda por valor de 830 millones de dólares. Intermón advierte de que muchos de estos anuncios de cancelación de deuda son de partidas cuya condonación ya está comprometida. El anuncio de Aznar fue realizado en una conferencia de prensa durante la Cumbre Unión Europea-África que concluyó ayer en El Cairo. La deuda exterior africana ha sido el gran asunto de esta cumbre, que concluyó sin grandes novedades: Europa está dispuesta a ayudar si los países africanos emprenden reformas profundas políticas y económicas que les conviertan en mercados atractivos para los capitales privados.

Aznar trazó las grandes líneas de la política exterior de su Gobierno en África durante la próxima legislatura, que centró en una activa presencia diplomática en el Magreb -viajará en los próximos meses a Marruecos, Argelia y Mauritania- y en un incremento de la cooperación con los países subsaharianos, en especial con Angola y Mozambique. Respecto a este último país, anegado por las peores inundaciones de su historia, Aznar confirmó que condonará toda la deuda que Mozambique tiene con España, oficial y comercial, posición que hará oficial en una próxima conferencia de países donantes que se celebrará en mayo en Roma.

El interés de España por la situación en el norte de África, y en concreto por el Magreb, quedó patente en las entrevistas bilaterales que Aznar mantuvo durante la cumbre. Se entrevistó con todos los presidentes de la orilla sur del Mediterráneo, incluido el presidente de Libia, Muammar el Gaddafi, que se convirtió en la estrella mediática de la reunión.

La tradición de que la primera visita oficial al exterior del presidente del Gobierno en cada legislatura sea a Marruecos se mantendrá en la próxima. Aznar anunció que había acordado, en su entrevista con el rey Mohamed VI, visitar Rabat el próximo mes de mayo y confirmó que el monarca alauí viajará en visita oficial a España el próximo mes de septiembre. Con el presidente de Argelia, Abdelaziz Buteflika, con quien se reunió el lunes por la noche, acordó visitar Argel en el próximo mes julio y anunció un próximo viaje, sin determinar fecha, a Mauritania.

Los tres países que visitará el presidente tienen en común un complicado problema: el futuro del Sáhara occidental, donde el bloqueo del referéndum de autodeterminación auspiciado por las Naciones Unidas puede desembocar en un recrudecimiento del conflicto. El presidente del Gobierno anunció también la próxima visita oficial a España del presidente de Egipto, Hosni Mubarak, anfitrión de la cumbre y que se ha convertido en la referencia política más importante del mundo árabe.

En esta cargada agenda diplomática destacaban dos ausencias. No hay previsión alguna de visitas al África subsahariana -Aznar tampoco viajó en la anterior legislatura- y un significativo silencio diplomático respecto a Guinea Ecuatorial, único país hispanohablante de África, lo que revela el deterioro de las relaciones bilaterales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 5 de abril de 2000

Más información

  • Aznar tiene previsto viajar en los próximos meses a Marruecos, Argelia y Mauritania