Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tampones y compresas pagan más IVA que los restaurantes Las españolas gastan 44.000 millones anuales en higiene íntima

Los tampones y las compresas, imprescindibles para las mujeres durante buena parte de su vida, tienen en España un 16% de IVA, nueve puntos más que las motocicletas, restaurantes medianos o los preservativos. Nadie había reparado en ello hasta que un grupo de diputadas británicas ha instado a su Gobierno a rebajar este impuesto que grava también allí como lujo un artículo de primera necesidad.

Las españolas se gastan cada al año cerca de 44.000 millones de pesetas en compresas higiénicas o tampones, según han informado fuentes del sector. Estos artículos están grabados como productos de consumo; por lo tanto, no disfrutan de la rebaja que tienen los considerados sanitarios, caso de los preservativos, que sólo pagan un 7% de IVA. Los restaurantes de calidad media, las motocicletas, algunos servicios de transportes e incluso las flores y semillas tienen igualmente un 7%. Desde el Ministerio de Hacienda no se dan más razones al respecto.Los productos de higiene íntima son una necesidad primordial para las mujer y no un artículo de lujo, han dicho las diputadas británicas a su Gobierno. Consciente de la popularidad de una decisión correctora entre el elecorado femenino, el ministro de Hacienda, el laborista Gordon Brown, está considerando rebajar el impuesto del 17,5% actual hasta un 5% para los presupuestos de este año.

Pocos han reparado en que la situación es idéntica en España, e igualmente "excesiva", coinciden los sectores consultados. Sólo una rebaja del 10% supondría para las españolas un ahorro de 4.000 millones anuales. "Aquí no hay mucho lugar para las discrepancias ", dice Carmen Laviña, socióloga de la Federación de Mujeres Progresistas, "porque todas las mujeres tienen la regla, sean de derechas o de izquierdas".

En su opinión, tampones y compresas son algo más que un producto útil que ha mejorado considerablemente la calidad de vida de sus usuarias. "Es un artículo de primera necesidad, un material higiénico que evita diariamente muchas infecciones", resalta. Por ello entiende que deberían no sólo estar exentos de impuestos, sino incluso ser gratuitos "como los pañales para ancianos con incontinencia que receta la Seguridad Social". Se da la circunstancia de que estas compresas especiales para incontinencia sólo pagan un 7% de IVA.

Las asociaciones de consumidores no dudan en considerar excesivo el 16% de gravamen para los artículos de higiene íntima femenina. "Asumimos la misma demanda que se acaba de hacer en el Reino Unido. Es absolutamente lógica. Es este caso creo que es imprescincible que el IVA se baje hasta un 7%", dice Rafael Urrialde, portavoz de la Unión de Consumidores de España (UCE).

Hay otras posibilidades: igualarlo con el 4% que tienen, por ejemplo, medicamentos, periódicos, libros y discos, o también aplicar la exención de impuestos a estos productos. Urrialde insiste en que el 7% es lo correcto.

Carmen Laviña está convencida de que "si los hombres tuvieran la regla, las compresas serían gratuitas".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Domingo, 5 de marzo de 2000