Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bolaño fabula sobre la muerte de César Vallejo en 'Monsieur Pain'

A Roberto Bolaño (Santiago de Chile, 1953) le gusta despistar al lector y mezclar realidad y ficción. Lo hizo en Los detectives salvajes, en Amuleto y ahora en Monsieur Pain, novela que, aunque escribió a principios de los ochenta, acaba de salir, corregida, bajo el sello de Anagrama. En un ambiente onírico, en el que aparecen formas marginales de la ciencia y supuestas conspiraciones fascistas, el escritor chileno fabula sobre la muerte del poeta peruano César Vallejo, acaecida en París en 1938.Vallejo, miembro del partido comunista y autor de una obra políticamente comprometida, vivió en París desde 1923. Como fuera autor de poemas laudatorios paran el bando republicano de la guerra civil -España, aparta de mí este cáliz e Himno a los voluntarios de la República-, Bolaño se ha inventado una conspiración fascista para asesinarle: "También asesinaron a García Lorca", justifica el autor.

Para narrar los acontecimientos, el escritor se sirve del testimonio de Pierre Pain, un veterano de la I Guerra Mundial entregado a investigar los fenómenos mesméricos (doctrina del magnetismo animal del médico alemán Mesmer) y a curar a enfermos por vía sugestiva. Bolaño explica que tuvo noticia de Pain gracias a las memorias de la viuda de Vallejo, quien cuenta que le pidió sus servicios para ayudar a su marido enfermo.

Vallejo, tras una larga enfermedad, murió de todas formas, pero la sola mención del solitario y taciturno Pain, de quien se dice que curó al moribundo de un nefasto ataque de hipo, despertó la imaginación de Bolaño.

Premio a Julio Ortega

Por otro lado, Julio Ortega, escritor y crítico peruano y profesor de la Universidad de Brown (EEUU), ha sido galardonado con el VIII Premio de Investigación Casa de América por su ensayo Vallejo, una poética de la futuridad. El libro, según su autor, parte de la convicción de que la poesía de Vallejo permite seguir leyendo "la historicidad de la lengua poética española" y "encontrar un modelo de creatividad que compormete el porvenir".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Sábado, 4 de marzo de 2000