Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El inédito de Alberti hallado en Moscú es un poema de agitación política

Una cosa lleva la otra. Una investigación sobre la misión en España como representante del Komintern (la Tercera Internacional) del comunista búlgaro Stoyan Mines, también conocido como Stepánov y Moreno, condujo a Ángel Luis Encinas, profesor en la Universidad Complutense de Historia y Cultura de los Pueblos Eslavos, al descubrimiento de un desconocido poema de Rafael Alberti. Una composición de 90 versos que muestra la faceta más comprometida políticamente del autor de Marinero en tierra.Con Un camarada grita en la calle, Alberti lanzaba en el otoño de 1933 un llamamiento, especialmente dirigido a los anarquistas, a acudir en masa a las urnas y sacar de la cárcel a los presos de izquierdas. No tuvo éxito. La victoria de la derecha en los comicios del 19 de noviembre de ese año abrió la puerta al "bienio negro". En sus versos, Alberti recordaba los "9.000 encarcelados, 9.000 oscuras rejas", la matanza de Casas Viejas "con campesinos quemados" y "un millón de hombres parados", y se refería a "Gil Robles y los racistas" y "Lerroux y sus rentistas".

Encinas, de 45 años, encontró el poema en los archivos del Komintern la pasada Nochebuena. Ha contrastado su autenticidad con la Fundación Alberti, que desconocía su existencia, pero que, según el investigador español, coincide en atribuir sin duda al poeta. El texto está firmado en letras mayúsculas por RAFAEL ALBERTT, con una aparente errata en la última letra del apellido.

No eran tiempos para demasiados detalles, sobre todo para un poema de urgencia que, aparentemente, se distribuyó como una octavilla electoral, con un estilo que hoy sonaría a panfletario, pero que se inserta en el ambiente de crispación de una de las etapas más críticas de la II República. Un ejemplo:

"A votar / ¿Pero por quién?/ ¿Por qué partido?/ Por el único partido,/ el de la Revolución,/ el Partido Comunista,/ que hará que el capitalista/ con el cura/ sea vencido;/ aquel que a la burguesía/ arrancará la amnistía,/ aquel que dará la tierra/ al que labra noche y día;/ las fábricas al obrero/ y las minas al minero".

El poema será traducido al ruso por Serguéi Goncharenko, presidente de la Asociación de Hispanistas y vicerrector de la Universidad de Lenguas Extranjeras de Moscú, en la que ayer se celebró el descubrimiento y se presentó un proyecto conjunto de la Academia de Ciencias de San Petersburgo, la Asociación Cultural España-Rusia y el Centro de Estudios Eslavos de España, que preside Encinas.

Españoles en Rusia

Se trata de una monografía sobre españoles en Rusia, como Abu Hamed el Granadino, teólogo musulmán que vivió 25 años en Astrakán en el siglo XII; Rui González de Clavijo, embajador en el siglo XV del rey Enrique III el Doliente ante la corte de Tamerlán en Samarcanda; el ingeniero Agustín de Betancourt y el escritor Juan Valera en el XIX, o el general Muñoz Grandes, jefe de la División Azul, en el XX. Hay un proyecto paralelo sobre viajeros rusos a España que será llevado al cine por Manuel Rojas Caballero.

El descubrimiento accidental del poema de Alberti no aleja a Encinas de su objetivo original, el que le llevó a escarbar en los archivos del PCUS (partido comunista soviético) en busca de documentación para el aparato crítico de la edición traducida por él del informe que Stepánov presentó en abril de 1939 a Stalin. El título no podía ser más sugerente: Las causas de la derrota de la República española. Un texto que, por cierto, el investigador no halló en Moscú, sino en Bulgaria, el país de origen de Stepánov, que compartió su trabajo en el Komintern con el dirigente comunista italiano Palmiro Togliatti y el argentino Victorio Codovila.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 12 de enero de 2000