Un lugar para colgar los mejores tapices del mundo

El duque de San Carlos, presidente del Patrimonio Nacional y del jurado que ayer seleccionó la propuesta del estudio Cano Lasso para construir el Museo de Colecciones Reales, declaró ayer que la intención del museo, que surgió ya durante la II República, es "sacar el tesoro escondido del Patrimonio Nacional y que no puede verse en los palacios". Hizo especial referencia a los tapices, "la principal y más completa colección del mundo, que merece un museo único para ellos". La colección es de 3.000 ejemplares, de los que se piensan exponer unos 80 en diversos turnos.Además de los tapices, Patrimonio Nacional guarda en sus almacenes carruajes, textiles, pintura y escultura, ornamentos litúrgicos, cerámica, cristal, platería e instrumentos musicales. En el anteproyecto del plan museológico figura un máximo de 1.600 piezas seleccionadas entre los fondos, sin que afecte al material expuesto actualmente en los palacios de Patrimonio.

Más información

El museo, según el proyecto ganador, tiene una superficie de 33.000 metros cuadrados, que comprende las zonas de museo, los servicios del centro y los elementos comunes y públicos. Según el cálculo de los arquitectos, el presupuesto será de unos 6.000 millones de pesetas. El premio del concurso es el encargo de los proyectos de ejecución y dirección de obras.

Espacio sensible

En el pliego de bases se especifica que la idea ganadora incorporará los ajustes del programa que proponga Patrimonio Nacional. Los demás participantes han recibido tres millones de pesetas como compensación por gastos.El duque de San Carlos destacó también la fragilidad del entorno, el "espacio sensible" donde se asienta el museo, que no permite "propuestas audaces" y requiere la incorporación de los restos arqueológicos. "Se permiten audacias subterráneas, pero no al aire", dijo. Sin mencionar ningún nombre, el proyecto más espectacular era el presentado por la arquitecta Zaha Hadid -cuya representación gráfica se identifica con facilidad- con un único volumen lleno de rampas. Los restos arqueológicos aparecen en el proyecto ganador como un elemento integrado, en la zona de acceso del público.

"El museo se relaciona con el Palacio Real y con la Corona", según el presidente de Patrimonio Nacional, que quiere que el millón de visitantes anuales del Palacio Real tengan la posibilidad de ver además los fondos reales.

Por otra parte, el suplemento cultural Babelia, que se publica hoy con EL PAÍS, incluye un reportaje sobre el concurso redactado antes del fallo, previsto en un principio para el próximo lunes día 15.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0012, 12 de noviembre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50