Julião Sarmento expone la arqueología de la memoria y el deseo

El palacio de Velázquez del Retiro se convierte en un "laberinto" con 120 obras

El artista portugués Julião Sarmento (Lisboa, 1948) presentó ayer su primera retrospectiva en Madrid, organizada por el Museo Nacional Reina Sofía. El palacio de Velázquez, en el Retiro madrileño, se ha convertido en un laberinto con 120 piezas en distintos soportes para recorrer "una arqueología del pensamiento" a lo largo de 25 años de artista. El espectador se encuentra con las imágenes de la memoria y el deseo. "Me interesan las interrogaciones, no las respuestas", declaró el pintor.

Una mujer que camina por una calle es la primera imagen en movimiento de la exposición de Julião Sarmento. En otros lugares del montaje, en habitaciones cerradas o en espacios hacia la arquitectura del palacio de Velázquez, aparecen con más frecuencia figuras de mujeres en telas, maniquíes, fotografías, vídeos o diapositivas."Aquí están mis obsesiones personales, un discurso personal que no se apoya en referencias teóricas sobre el arte. Tampoco quiero explicar lo que ve el espectador, ya que me interesan las interrogaciones, que las obras hagan preguntas", declaró ayer el artista.

Sarmento dice que trabaja con el espacio donde expone. En esta ocasión, la arquitectura del palacio de Velázquez ha sido "complicada y muy seductora, con atracción y repulsa".

Ha querido sorprender al visitante y parcelar la superficie con habitáculos donde aparecen conjuntos de obras de los últimos 25 años, con predomio de las llamadas pinturas blancas. "El blanco lo utilizo porque quería un tono neutro como fondo de las obras. Hay algunos cuadros verdes que hice en 1992 en la Amazonia, donde el blanco no existe".

Sarmento ha expuesto en España en las galerías Juana de Aizpuru y Marga Paz y una antológica en el IVAM de Valencia. El comisario de la exposición, James Lingwood, ha extendido las obras de tres décadas como un laberinto. El título de Flashback señala los argumentos cinematográficos y los contenidos de la obra de Sarmento. El artista se mostró sorprendido al ver reunido el trabajo con unas referencias que aparecen a lo largo del tiempo, una especie de "arqueología del pensamiento". "Lo que hago hoy es parte de lo que hice ayer, y de lo que hice hace 20 años y de lo que haré mañana". Presenta su último trabajo, un montaje de imágenes de mujeres, como "una cámara de la memoria", que ha realizado con el músico Arto Lindsay, publicado en un CD-Rom junto con el catálogo.

Toda la cultura que va contigo te espera aquí.
Suscríbete

Babelia

Las novedades literarias analizadas por nuestros mejores críticos en nuestro boletín semanal
RECÍBELO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS