Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Centenares de marroquíes acuden a la inauguración en Rabat de "Sevilla almohade"

La exposición Sevilla almohade, patrocinada por la Junta de Andalucía y la Fundación de las Tres Culturas del Mediterráneo, ha provocado un gran impacto en la capital de Marruecos. Centenares de personas se agolparon el lunes por la noche en la sala de exposiciones Bab Erruah, un acogedor espacio situado en el interior de la muralla que circunda Rabat. La muestra fue inaugurada por los ministros de Cultura, de Universidades y de Comunicación, Mohamed Achaari, Najib Zeruali y Larbi Messari, respectivamente. En representación de España estuvieron presentes el embajador Jorge Dezcallar y el responsable de la Junta Joaquín Rivas.

El impacto ha sido muy efectista porque tanto Sevilla como Rabat conocieron su expansión urbana y esplendor en la misma época, la del sultán almohade Yakub Al Mansur, constructor de la Giralda, de la Torre Hassan y de la Kutubia de Marraquech. Con seis kilómetros de murallas jalonadas de suntuosas puertas, ambas florecieron al unísono: Rabat, como fortaleza de los combatientes del Yihad (Guerra Santa), y Sevilla, bulliciosa y prospera, marcando con su espíritu a todos los que en ella moraron, incluso los austeros hombres del desierto.

La exposición ha tenido el acierto de no pretender volver atrás en la Historia, sino de escribir el futuro con la bella caligrafía de un pasado común.

La muestra reune maquetas de la ciudad y piezas arqueológicas de los siglos XII y XIII y está organizada por la Consejería de Obras Públicas, la Universidad y el Ayuntamiento de Sevilla y la Universidad Mohammedia de Marruecos.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 13 de octubre de 1999