Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Trabajo insta a la Agencia Tributaria a que cumpla la ley

La Inspección de Trabajo de Vizcaya ha advertido a la Agencia Tributaria de Bilbao de su obligación de cumplir la Ley de Prevención de Riesgos Laborales. El organismo estatal tenía que haber constituido un servicio de prevención antes del 17 de septiembre pasado y no lo ha hecho. La Inspección de Trabajo recuerda que su Jefatura ya ordenó en febrero pasado a la Agencia la adopción de distintas medidas "de modo imediato". Entre ella "se encontraban todas las relativas a obligaciones básicas de evaluar y prevenir los riesgos en en el centro de trabajo, haciendo expresa mención a las condiciones estructurales del edificio y sus ornamentos", incide en un escrito el jefe de la Inspección de Trabajo Fernando Montes. El representante del Ministerio de Trabajo en Vizcaya se refiere al siniestro ocurrido el pasado 26 de enero en la delegación de la Agencia en Bilbao. Ese día, un hombre de 61 años falleció cuando caminaba al mediodía junto al edificio, sito en la Gran Vía, alcanzado por el desprendimiento de un elemento decorativo de granito y caliza de la fachada, que arrastró consigo a un operario que trabajaba en su reparación y resulto heridó leve. El Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia de Bilbao investiga el caso. Se da la circunstancia de que el segundo piso, en el que se encontraba el trabajador cuando cayó, no estaba incluido en el proyecto de obra, según denunció la sección de CC OO en la Agencia Tributaria. Ocho meses después de producirse, la Inspección de Trabajo recuerda que no se establecieron plazos para la subsanación "de las deficiencias observadas". Sin embargo, resalta que la Agencia "tiene la obligación" de evaluar la seguridad estructural del edificio, así como la de los trabajadores. El actual escrito de denuncia se refiere también a aquellos casos en los que la Agencia recurre a los servicios de otras empresas, como es el caso del siniestro mortal de enero. La Inspección llama la atención sobre su obligación de adoptar las medidas necesarias para que las empresas contratadas "reciban la información y las instrucciones adecuadas en relación a los riesgos existentes". La Inspección de Trabajo también alerta sobre la obligación que tiene el organismo estatal de avisar a la la autoridad laboral sobre el comienzo de obras, así como de realizar un estudio de seguridad cuando la obra precise de un proyecto conforme a las leyes municipales. "La Agencia tiene que tener su propio plan, pero hace caso omiso de las normas. Carece hasta de un plan de emergencia", insistieron fuentes sindicales.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 28 de septiembre de 1999