Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SUBIDA DE LAS PENSIONES

El Gobierno y los sindicatos pactan subir las pensiones mínimas entre 1.650 y 7.255 pesetas

Los ministros de Economía y Trabajo, Rodrigo Rato y Manuel Pimentel, cerraron ayer con los sindicatos CCOO y UGT un acuerdo por el que tres millones de beneficiarios de las pensiones mínimas tendrán, a partir de enero del año 2000, una subida de entre 1.650 y 7.255 pesetas al mes. Esa mejora supone un incremento medio ponderado del 5,4%, frente al 2% que percibirán el resto de los ocho millones de pensionistas. Este aumento de sólo un 2% era el que preveía el Ejecutivo inicialmente para todas las prestaciones de la Seguridad Social, antes de su acalorado debate del verano con el PSOE.

La pugna que han mantenido el principal partido de oposición y el Gobierno del Partido Popular en torno a las pensiones mínimas a lo largo de las últimas semanas ha tenido como desenlace este acuerdo con los sindicatos. El Ejecutivo quería llegar hoy al Consejo de Ministros con el pacto sellado, y aceleró notablemente las negociaciones en un encuentro informal durante la noche del miércoles entre los representantes de UGT y CCOO y los responsables de Trabajo.A primera hora de ayer, los negociadores pusieron los últimos números y se dirigieron al Ministerio de Economía para formalizar el pacto con los ministros Rato y Pimentel y ante la presencia de los máximos dirigentes de las dos centrales, Cándido Méndez y Antonio Gutiérrez. En ese encuentro, los sindicatos obtuvieron el compromiso de los representantes del Gobierno para plasmar el consenso en los Presupuestos Generales del Estado del año 2000, que inicialmente recogían un incremento de sólo el 2% para todos los tipos de pensiones de la Seguridad Social. Nómina de enero

El pacto de ayer recoge un aumento de entre 1.650 y 7.255 pesetas mensuales, en función de las diferentes pensiones mínimas contributivas de jubilación y viudedad, y las no contributivas. Esa mejora la empezarán a cobrar los tres millones de pensionistas en las nóminas de enero y supone una subida de entre el 4,1% y el 16%. La cifra ya incluye el incremento que, en aplicación de la ley, tendrán el resto de los ocho millones de pensionistas: un 2% (igual a la previsión del IPC del año 2000), más la compensación del poder adquisitivo perdido en 1999 por la desviación de los precios (el dato que se debe tomar es el IPC interanual de noviembre y estará en torno a 0,6 puntos).

La tabla de pensiones mínimas acordada por el Ejecutivo y las centrales reconoce la equiparación entre el salario mínimo interprofesional del año 2000 con la pensión mínima contributiva de jubilación con cónyuge mayor de 65 años de edad, algo calificado de "hito histórico" por el ministro Pimentel y que responde a una vieja demanda sindical. La mayor subida (16%) se va a aplicar en las prestaciones de viudedad para los titulares con cargas familiares, y la menor (4,1%) en las no contributivas.

El coste total para las arcas del Estado del incremento de las pensiones mínimas en el año 2000 supondrá 120.000 millones de pesetas, aunque el Gobierno y los sindicatos dan una estimación diferente de qué parte corresponde a la mejora adicional pactada ayer. El vicepresidente segundo aseguró que suma 61.000 millones de pesetas, mientras que las centrales lo elevan hasta 65.000 millones de pesetas porque incluyen un apartado de "otras pensiones" con 70.000 beneficiarios. Rato cree que este acuerdo con los sindicatos y el consenso político permitirá "reconducir el debate al sosiego donde siempre debió estar", y que ha sido posible "por la situación financiera de la Seguridad Social, que estaba en quiebra en 1995 y estará en superávit en el 2000".

Los sindicatos sugirieron que el tono que ha alcanzado el cruce de declaraciones políticas sobre este asunto les ha molestado. Antonio Gutiérrez afirmó que el pacto quiere ser "la aportación de los sindicatos a ese debate para que se aborde la renovación del Pacto de Toledo sin malas formas". También Cándido Méndez mostró su deseo de que "se encauce el debate", porque en los próximos meses se debe abordar algo tan importante como el futuro de las pensiones públicas.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 1999

Más información

  • El incremento beneficia a tres millones de personas y cambia los planes iniciales del Ejecutivo