Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SUBIDA DE LAS PENSIONES

Pujol reivindica el papel de CiU en el acuerdo sobre pensiones

El presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, no dejó pasar ayer la oportunidad de apuntarse el tanto del acuerdo alcanzado entre los sindicatos y el Gobierno central para incrementar las pensiones y subrayó la contribución de CiU en la consecución del pacto. La Comisión de Seguimiento del Acuerdo de Pensiones, formada por sindicatos y Gobierno, alcanzó ayer un acuerdo para revalorizar las pensiones mínimas de la Seguridad Social para el próximo año.Tras participar en un acto celebrado ayer en el Palacio de Justicia de Barcelona, Pujol "celebró" el acuerdo y, a continuación, subrayó: "Nosotros habíamos reclamado desde hace tiempo una revisión sobre algunos aspectos relacionados con las pensiones". "Estamos contentos de haber contribuido [a la consecución del acuerdo] a través de los planteamientos que formulamos en marzo y, más recientemente, cuando se comenzó a discutir el acuerdo que tiene que haber entre el Gobierno central y CiU de cara a los Presupuestos del año 2000". Pujol se mostró especialmente satisfecho por el aumento de las pensiones más bajas y por la revisión de las pensiones de viudedad, aspectos que "habían sido reclamados mucho por CiU y la Generalitat". En el mismo sentido se expresó el portavoz de CiU en el Congreso de los Diputados, Josep López de Lerma.

Completamente distinta es la visión sobre el pacto del vicepresidente de Iniciativa-Verds, Joan Saura. "Ridiculiza todavía más la iniciativa de Jordi Pujol de subir las pensiones no contributivas en Cataluña", dijo el dirigente de IC-V. Saura consideró que el incremento aprobado el pasado 31 de agosto por el Gobierno catalán "ha sido una burla tanto para los pensionistas catalanes como para el conjunto de la ciudadanía". Pese a que expresó su satisfacción por el principio de acuerdo, Joan Saura destacó que la subida de entre 3.000 y 4.000 pesetas que se ha anunciado "continúa siendo insuficiente, porque la situación económica actual permitiría al Gobierno ser mucho más generoso".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 1999