Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA SUBIDA DE LAS PENSIONES

Rato y Pimentel presentan el acuerdo a sus socios parlamentarios

El Gobierno no quiso agraviar a sus socios parlamentarios y ayer rehusó precisar si ha considerado prioritario el pacto político o el sindical. Para no crear malestar, nada más cerrarse el consenso con las centrales, los ministros Rodrigo Rato y Manuel Pimentel se dirigieron al Congreso para presentar el resultado a CiU, PNV y Coalición Canaria (CC), y a su propio Grupo Parlamentario del PP. Rato y Pimentel se reunieron con los portavoces de CiU Josep López de Lerma y Manuel Silva, y con los de CC y PNV, José Carlos Mauricio y Jon Zabalia, respectivamente.Los votos de estas formaciones políticas son necesarios para que el PP saque adelante la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado. Por eso, Rato y Pimentel subrayaron ayer que "hay acuerdo social y político", y no entraron a contestar la afirmación del día anterior de López de Lerma sobre un pacto cerrado entre CiU y el Ejecutivo, previo al de los sindicatos, y que recogía un aumento de las pensiones mínimas con un coste de entre 40.000 y 60.000 millones de pesetas.

El vicepresidente segundo aseguró que el consenso sindical "se enmarca dentro de los acuerdos parlamentarios sobre los Presupuestos del año 2000".

El líder de CCOO, Antonio Gutiérrez, sí criticó en cambio "la confusión creada por quienes han cacareado antes de tiempo sobre la existencia de acuerdos" y aseguró que las centrales "ofrecen el pacto a todo el arco parlamentario", frente a "la puja y la subasta que algunos pretendían".

El secretario general de UGT, Cándido Méndez, mostró su desacuerdo con "algunos partidos o algunos dirigentes políticos que han decidido emprender una especie de carrera con las pensiones".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Viernes, 17 de septiembre de 1999