Aznar anuncia la reforma del impuesto de sociedades para incentivar el I+D

El presidente del Gobierno, José María Aznar, anunció ayer durante una visita a Valladolid que los Presupuestos Generales del Estado para el año 2000 recogerán normas de modificación del impuesto de sociedades. Con esta decisión el Gobierno pretende incentivar a las empresas para que inviertan en Investigación y Desarrollo (I+D). Las medidas, que aún está perfilando Economía, podrían dirigirse hacia la incentivación fiscal, así como hacia las subvenciones a fondo perdido y los créditos públicos.

Los Presupuestos Generales del Estado del año 2000 contemplarán unas normas de modificación del impuesto de sociedades que facilitarán la inversión de las empresas en investigación y desarrollo, según anunció ayer en Valladolid el presidente del Gobierno, José María Aznar. La medida, según el responsable del Ejecutivo, servirá para impulsar el proceso de innovación industrial y empresarial en España. Aznar, tras visitar el Parque Tecnológico de Boecillo, a 20 kilómetros de la ciudad de Valladolid, explicó ante un nutrido grupo de empresarios y de políticos, en su mayoría del Partido Popular, que la Ley de Acompañamiento de los Presupuestos Generales del Estado del próximo ejercicio "recogerá unas normas de modificación del impuesto de sociedades cuyo objetivo final es que se produzca un dinamismo en la inversión que llevan a cabo las empresas en materia de investigación y desarrollo, y de cambio de la mentalidad empresarial de nuestro país".

Iniciativa privada

La deducción fiscal por invertir en innovación podrá llegar hasta el 50% de la cuota tributaria (actualmente el límite está en el 35%). Otra medida de incentivación prevé subvenciones a fondo perdido del 20% de la inversión y créditos públicos para otro 25% de lo invertido, según adelantó Cinco Días el pasado lunes. En este sentido, el presidente del Gobierno anunció que entre los meses de octubre y noviembre se presentará el Plan de I+D para los próximos años, que recoge en un plan global todos los recursos de las Administraciones para la investigación y el desarrollo.

No obstante, Aznar hizo hincapié en que no basta con la iniciativa pública. "Es necesario una movilización de las empresas del sector privado para aumentar la inversión en tecnología e innovación tratando de alcanzar los mismos niveles de Europa", afirmó el presidente.

Según los datos facilitados por Aznar, España destina el 0,8% del producto interior bruto (PIB) a investigación y desarrollo, un porcentaje que el próximo año aumentará al 1%, a pesar de que es objetivo del Gobierno llegar al 1,5% del PIB y así alcanzar la media europea.

Situarse en ese porcentaje permitiría colocarse en condiciones similares de competitividad con el resto de las empresas europeas, según afirmó el presidente del Gobierno, quien explicó también que aumentar la inversión en I+D supone ganar la batalla al desempleo en un plazo no superior a cuatro o cinco años.

En este aspecto, Aznar señaló que en Europa el 60% de las cantidades dedicadas a innovación e investigación proceden de la iniciativa privada, mientras que en España este porcentaje se reduce al 40%, aspecto que, según Aznar, debería invertirse para que España se sitúe a la altura de sus competidores. "Todo esto es básico para nuestro futuro porque nos estamos jugando gran parte de nuestras posibilidades de competir, de nuestra prosperidad y de nuestras posibilidades de creación de empleo", dijo el jefe del Ejecutivo.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0007, 07 de septiembre de 1999.

Lo más visto en...

Top 50