Bruselas abrirá un expediente a Portugal por vetar al BSCH

El borrador de la carta -impulsada por el comisario responsable de la Competencia, Karel van Miert- acusa al Gobierno portugués de violar el

reglamento comunitario de concentraciones, al sostener que pone trabas a una operación de cuyo análisis se ocupa el Ejecutivo comunitario en

el ejercicio de sus competencias exclusivas. La carta, que tiene carácter ejecutivo inmediato, conmina a las autoridades de Lisboa a levantar

de inmediato las trabas impuestas a la alianza BSCH-Champalimaud. En contra de la tesis que ha sostenido el Gobierno portugués desde que se

anunciara la operación, en el mes de junio, la Comisión Europea considera que tiene todo el derecho a decidir sobre la operación, ya que ésta

afecta no sólo al mercado ibérico, sino también al mercado europeo. Bruselas espera que Lisboa acate su decisión y autorice la operación. Una

decisión en sentido contrario supondría que Lisboa se declara en rebeldía frente a las autoridades comunitarias, lo que abriría un inédito

enfrentamiento institucional y jurídico. La Comisión puede solicitar al Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas que adopte medidas

cautelares contra Portugal. Al procedimiento que impulsa Van Miert se unirá un segundo, propuesto por el comisario de Mercado Interior, Mario

Monti, por presunta violación de la libre circulación de capitales que recoge el artículo 169 del Tratado de la Unión.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0017, 17 de julio de 1999.