EL CAMINO HACIA LA PAZ El despliegue militar

El Pentágono confirma 20 muertos en escaramuzas

Agencias

Más de una veintena de personas han muerto en Kosovo en los últimos días en "escaramuzas", según indicó ayer el portavoz del Pentágono, Kenneth Bacon. Estos enfrentamientos entre miembros del Ejército de Liberación de Kosovo (ELK) y las fuerzas serbias -que Bacon cifró en unos 25 o 30 desde que el sábado comenzara el despliegue de la Kfor-, han sido "episodios aislados".Las últimas víctimas fueron cuatro personas que murieron anoche en Pristina en un confuso incidente en el que se vieron implicados pistoleros serbios y un grupo de civiles. Fuentes albanokosovares aseguraron que el altercado se produjo tras estallar una pelea entre niños serbios y albanokosovares, en la que posterioremente participaron adultos de ambos grupos étnicos. Los cuatro albanokosovares murieron cuando un grupo de hombres serbios abrió fuego con sus armas.

Más información

En la localidad kosovar de Gnjilane, en las inmediaciones de la frontera yugoslava con Macedonia, al menos 13 personas, entre ellas ocho niños, resultaron heridas en un supuesto atentado cometido por un paramilitar serbio contra grupos de albanokosovares que celebraban la llegada de la Kfor.

Un portavoz del Ejército francés, desplegado en la zona, explicó que 11 de los heridos sólo sufrieron lesiones leves, en tanto que un niño de 10 años tuvo que ser evacuado en helicóptero hasta el hospital de Skopje, la capital Macedonia.

Cumbre del G-8

Helsinki se convierte hoy en el centro de una negociación entre Rusia y EEUU para alcanzar un acuerdo sobre la participación rusa en la fuerza internacional en Kosovo antes de la cumbre del G-8 (Rusia y los siete países más industrializados) que se inicia el viernes en Colonia (Alemania), informa Luis Matías López desde Moscú.El jefe del Pentágono, William Cohen, y el ministro ruso de Defensa, Ígor Serguéyev, se reunirán hoy por la mañana en la capital finlandesa. El ministro de Exteriores ruso, Ígor Ivanov, llegará por la tarde y se entrevistará con el presidente finlandés y mediador de la Unión Europea, Martti Ahtisaari. Probablemente a la mañana siguiente llegará la secretaria de Estado norteamericana, Madeleine Albright y, si todo marcha bien, despejará con Ivanov los últimos flecos pendientes. No está claro, sin embargo, que el eventual acuerdo se haga público ese mismo día. No sería de extrañar que fuesen Bill Clinton y Borís Yeltsin quienes lo anunciasen el domingo tras su cita en Colonia.

En los últimos días, Rusia y la OTAN intentan restar dramatismo al desafío que, en la madrugada del pasado sábado, supuso la entrada por sorpresa en el aeropuerto de Pristina de una columna rusa.

* Este artículo apareció en la edición impresa del 0015, 15 de junio de 1999.

Lo más visto en...

Top 50