Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Príncipe de Asturias de investigación recae por primera vez en un cirujano

El español Enrique Moreno comparte el premio con el neurobiólogo mexicano Ricardo Miledi

Dos áreas de las ciencias biomédicas, la neurobiología y los trasplantes de órganos -la ciencia básica y la investigación clínica- comparten desde ayer el Premio Príncipe de Asturias de Investigación Científica y Técnica, concedido por unanimidad a los médicos Ricardo Miledi, neurofisiólogo mexicano experto en la caracterización de los receptores de la neurotransmisión, y Enrique Moreno González, cirujano español, catedrático de Patología Quirúrgica y una de las primeras figuras mundiales en trasplantes hepáticos. Es la primera vez que el premio recae en un cirujano.

, El jurado, presidido por el bioquímico Julio Rodríguez Villanueva, otorgó el premio de forma compartida a dos expertos en sendas áreas de la medicina para subrayar precisamente "la complementariedad esencial de la investigación médica en sus facetas básica, clínica y de desarrollo tecnológico, tanto farmacológico como quirúrgico". El acta del fallo destaca que Miladi y Moreno son "figuras de referencia en sus campos respectivos y maestros universitarios con reconocimiento mundial, sobre todo en el ámbito iberoamericano". Las líneas de investigación de ambos "representan una base para el progreso del conocimiento y tratamiento de procesos de gran importancia clínica y social". El galardón, dotado con cinco millones de pesetas y una escultura de Joan Miró, les será entregado a los dos médicos e investigadores por el príncipe de Asturias Felipe de Borbón, el próximo otoño en Oviedo.

Un innovador

Moreno, nacido en Madrid en 1939, está considerado por sus colegas una autoridad internacional en el campo de la cirugía del aparato digestivo y un gran innovador de las técnicas quirúrgicas. Es uno de los pioneros del trasplante hepático en España, y a su alrededor se han formado más de cuatrocientos especialistas de todo el mundo. El cirujano madrileño ha destacado también por sus trabajos sobre la hipertensión portal (un síndrome circulatorio complejo provocado por la cirrosis y otras dolencias hepáticas) y sobre los tumores malignos del aparato digestivo, un campo en el que Moreno ha desarrollado técnicas quirúrgicas innovadoras que han sido luego adoptadas por la comunidad internacional. El jurado destaca que Moreno ha sido uno de los pioneros en trasplantes hepáticos y en cirugía de enfermedades complejas gastrointestinales, pancreáticas y biliares, y que "ha contribuido de forma decisiva" a los tratamientos quirúrgicos contra las enfermedades del aparato digestivo, en las que ha concentrado su esfuerzo científico. Moreno es catedrático de Patología Quirúrgica de la Universidad Complutense y, desde 1973, jefe del servicio de Cirugía General y Trasplantes Abdominales del Hospital Doce de Octubre, de Madrid. Ese hospital es el centro español con un mayor número de trasplantes hepáticos realizados, cerca de setecientos. El trasplante de hígado es una de las intervenciones quirúrgicas más difíciles que existen. Junto a su actividad médica e investigadora, Moreno ha dedicado notables esfuerzos a estimular las donaciones de órganos. España está a la cabeza del mundo en tasa de donaciones por habitante, pero los especialistas esperan que todavía pueda reducirse el porcentaje de negativas de las familias a donar los órganos de un pariente fallecido. La candidatura de Moreno fue propuesta por el Colegio de Médicos de Madrid y apoyada por las universidades de Sevilla y Complutense de Madrid, la Unesco, la Harvard Medical School de Boston (EEUU), el Hospital de Nueva York y las asociaciones de cirugía francesa, británica, argentina, ecuatoriana, italiana, portuguesa y cubana, entre otras instituciones. El médico y neurobiólogo mexicano Ricardo Miledi, de 71 años, cuya candidatura fue propuesta por la Universidad del País Vasco, es una figura relevante en la investigación del cerebro y el sistema nervioso, especialmente en los campos relacionados con la caracterización molecular de los receptores de los neurotransmisores (las sustancias que las neuronas utilizan para comunicarse entre sí), que son esenciales para conocer el modo de transmisión de información en el sistema nervioso, y cómo afectan al cerebro los fármacos psicoactivos, las sustancias tóxicas y los estupefacientes. Miladi (México DF, 1927) ha sido profesor de Biofísica en la Universidad de Londres y desde 1984 es profesor de la Universidad de California.

Transmisión sináptica

Su carrera científica se inició en 1955, a los 27 años, cuando, poco antes de graduarse en Medicina por la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), se integró en uno de los grupos más activos de investigación de su país, en el Instituto Nacional de Cardiología. Sus principales aportaciones están relacionadas con los mecanismos de transmisión sináptica (entre neuronas) y neuromuscular (entre una neurona y una célula muscular). Tiene en su haber más de 450 trabajos publicados, fundamentalmente sobre la transmisión en el sistema nervioso, al cabo de más de cuarenta años de dedicación científica. Miledi es miembro de la Royal Society de Londres y de la Academia Americana de Artes y Ciencias, miembro honorario de la Academia Nacional de Medicina de México y doctor honoris causa por la Universidad del País Vasco.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Jueves, 10 de junio de 1999