Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos fallos subrayan que la alcoholemia afecta más gravemente a las mujeres

Una de las sentencias, criticada por sexista

Dos sentencias dictadas por la Audiencia Provincial y el Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo consideran más peligrosa en la mujer que en el hombre una misma tasa de alcoholemia cuando se conduce. El abogado defensor de una de las automovilistas condenadas ha criticado el "claro corte sexista" del fallo judicial que en su opinión constituye una "infracción de los derechos fundamentales de la persona".

La Sección Segunda de la Audiencia Provincial condenó el 4 de marzo a una mujer, Ana L. C., "como responsable de un delito contra la seguridad del tráfico" por conducir, según el fallo judicial, con "una tasa de alcohol muy elevada (0,90 y 0,84 miligramos frente al 0,25 permitido) y la que, por sí sola, y más aún tratándose de una mujer, acreditaría su ineptitud para conducir".Con esta sentencia, la Audiencia revocó la absolución de la procesada que había sido recurrida por el ministerio fiscal. Ana L. C. fue condenada a la pena de tres meses de multa con cuota diaria de 500 pesetas y a la privación del derecho a conducir vehículos de motor y ciclomotores durante un año y un día, así como el pago de las costas.

Con posterioridad, el pasado 10 de mayo, otro fallo, éste del Juzgado de lo Penal número 2 de Oviedo, condenó a otra automovilista, Ana María G. F., también como "autora responsable de un delito contra la seguridad del tráfico", y en sus fundamentos de derecho utiliza, entre otros criterios y argumentos, la sentencia de la audiencia. El nuevo fallo condenó a la acusada (con tasas de alcohol de 0,92 y 0,89) con una multa de 120.000 pesetas y la privación del derecho de conducir durante año y medio.

El abogado de Ana María, José Manuel Gutiérrez, criticó la sentencia contra su cliente en declaraciones al diario La Nueva España y la agencia Efe. "El único argumento" expreso para considerar que se cometió delito, afirmó Gutiérrez, es "algo tan subjetivo como que por el hecho de ser mujer se entienda que el riesgo es mayor".

* Este artículo apareció en la edición impresa del Martes, 25 de mayo de 1999