Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un "Quijote cultural" busca llegar a un público no especializado

Andrés Amorós coordina una obra que analiza la época cervantina

Un paseo con acompañante por el mundo del Caballero de la triste figura representa la Edición Cultural de El ingenioso hidalgo don Quijote de La Mancha (Ediciones SM), presentada ayer en Madrid por el ministro de Educación y Cultura, Mariano Rajoy. La edición, coordinada por Andrés Amorós, está dirigida al público no especializado y trata además 60 temas culturales afines al Quijote y a su época.

Las tierras rojizas donde estaban agazapados los miedos que se encargó de despejar don Quijote cuando anunció "Yo soy aquél para quien están guardados los peligros, las hazañas grandes, los valerosos hechos" han vuelto para ser recorridas en más de mil páginas, profusamente ilustradas, y en compañía de 2.000 anotaciones al margen, tres apéndices de vocabulario, refranes y personajes y un total de 60 temas culturales en torno a la obra y la época.La nueva edición llega 394 años después de que Miguel de Cervantes Saavedra, nacido en 1547 y fallecido en 1616, diera comienzo a la andadura literaria del Caballero del verde gabán. Pero ¿por qué un tercer Quijote en menos de un año tras la edición de Francisco Rico (Crítica) y otra de Florencio Sevilla (Castalia)? "Porque éste va dirigido a los estudiantes, a la gente común y a un público no especializado", afirma el escritor y crítico literario Andrés Amorós, quien hace hincapié en que pretende que la gente quiera al Quijote y no lo odie. En esta misión, Amorós y el Grupo Editorial SM buscan que el público no sólo lea una obra citada por todos y leída por pocos, sino que se haga cómplice de las aventuras del personaje, entienda su filosofía y vea, a través de los temas anexos, el mundo en que se escribió y desarrolló la obra.

Ética del esfuerzo

"Queremos revivir la filosofía popular del Quijote: el sueño de libertad y la ética del esfuerzo y no del resultado", dice Amorós, y recuerda la frase del ingenioso hidalgo: "Podrán los encantadores quitarme la ventura, pero el esfuerzo y el ánimo será imposible", lo que, según el coordinador del libro, resume la concepción del mundo hispánico.

En el paseo por el mundo cervantino y quijotesco que ofrece esta nueva edición aguardan, además del libro completo y sus anotaciones para comprenderlo, temas como la vida del autor, interpretaciones de la obra, presentación de los personajes, incluida la sin par Dulcinea, que también inventa Sancho dos veces. En la primera, la recrea rústica y hombruna, y en la segunda pretende convencer a don Quijote de que las labradoras que ve son damas delicadas y perfumadas. O repasa los refranes de entonces, como éste tan recomendado: "¡Guarda, que es podenco!", que quiere decir modo de prevenir a otro o a uno mismo contra algún mal. O recuerda que el tiempo de don Quijote es crítico para España, porque supuso el paso de la grandeza del imperio a su decadencia. O cuenta las ediciones de la obra y cómo Cervantes vendió el manuscrito por 1.500 reales y que la primera traducción es la hecha al inglés en 1612. O describe el mundo ideal caballeresco, cuyos principios eran el honor, la guerra, el amor y el adiestramiento. O hace la boca agua al contar lo que más hervía en los fogones.

* Este artículo apareció en la edición impresa del Miércoles, 19 de mayo de 1999