GUERRA EN YUGOSLAVIA Política y diplomacia

Entra en vigor el embargo de petróleo que la UE ha decretado contra Yugoslavia

Hoy entra en vigor el embargo de petróleo impulsado por los aliados en la cumbre de Washington y aprobado oficialmente por la Unión Europea el pasado jueves. La UE ha logrado la participación en el embargo de todos los candidatos a adherirse a la OTAN (Bulgaria, Rumania, Estonia, Lituania, Letonia, Eslovaquia y Eslovenia), así como de Noruega, Chipre, Liechtenstein, Islandia y Suiza. Al bloqueo no se ha asociado Rusia, que pasa por ser el principal suministrador de petróleo al régimen de Slobodan Milosevic.

Más información

El reglamento de aplicación del embargo prohíbe a las empresas y particulares vender o suministrar petróleo a Yugoslavia. La prohibición afecta a todas la categorías de productos que se consideran vitales en la guerra: gasolina, queroseno, gas, fuel, combustibles industriales y lubricantes. Las únicas excepciones son los suministros con fines humanitarios y los envíos que hubieran sido autorizados antes de que el embargo entre en vigor. Paralelamente, los responsables de la OTAN examinan las opciones para la puesta en marcha del bloqueo naval que permitirá controlar este embargo. El portavoz civil de la Alianza, Jamie Shea, indicó que se tardará todavía algunos días en decidir las modalidades de aplicación. En principio, los buques de la Alianza "invitarán" a los barcos sospechosos de transportar petróleo a que se dejen inspeccionar. Los aliados buscan desde hace varios días la fórmula jurídica que permita acomodar esas inspecciones al derecho internacional, ya que la OTAN no ha declarado la guerra oficialmente a Yugoslavia.La decisión de bloquear la llegada de petróleo al puerto de Bar ha suscitado tensiones en el seno de la OTAN, a pesar de que en público ha sido apoyada de forma unánime. Algunos observadores destacan en Bruselas que el bloqueo puede provocar conflictos con Rusia y demandas ante los tribunales por parte de las compañías perjudicadas por la medida. Éstos abogan por una solución más drástica: permitir la llegada de los suministros de crudo, pero bombardear los oleoductos que transportan el petróleo hacia el interior de Yugoslavia.

Rusia no se dejará amedrentar por las amenazas de la OTAN con respecto al embargo petrolero. Lo dijo claramente ayer el general coronel Leonid Ivashov, que dirige el departamento de Cooperación Internacional del Ministerio de Defensa. "Rusia no es un país al que se le puede amenazar como lo hace William Cohen" -el titular de Defensa norteamericano-, declaró Ivashov. El general señaló que el embargo impuesto por la Unión Europea y la OTAN "no posee carácter jurídico internacional; es ilegal". Además, agregó que Rusia tiene suficiente fuerza para defender sus intereses.

El ministro de Asuntos Exteriores, Ígor Ivanov, también reiteró que Rusia no aceptará el embargo petrolero. Durante una conferencia de prensa conjunta con su colega canadiense Lloyd Axworthy, Ivanov repitió que Moscú considera que la decisión de la OTAN tiene validez sólo para los países que son miembros de la Alianza. "La posición de Rusia sigue siendo la misma de antes y se basa en la Carta de Naciones Unidas", aclaró el ministro. El titular de Exteriores agregó que a pesar de "la insinuación de amenazas" a Rusia por parte de Washington, Moscú "actuará de acuerdo a sus propias decisiones".

"Creo que no es conveniente pasar a una política de amenazas, que no conducirán a ninguna parte", concluyó el ministro Ivanov.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

A pesar de la dura respuesta de Rusia al embargo petrolero decidido contra Yugoslavia por la Unión Europea y la OTAN, muchos analistas piensan que el Kremlin no se arriesgará a enfrentarse a los buques aliados si éstos realmente imponen un bloqueo marítimo y deciden registrar cada barco.

Las declaraciones de Ivanov tienen, ante todo, un valor político. Sobre todo, si se toma en cuenta que, según el Ministerio de Transporte Marítimo, los barcos rusos no están entrando en los puertos yugoslavos desde que comenzó el conflicto. Además, el Ministerio de Combustible ha dicho que Rusia últimamente no ha se ha enviado petróleo a Serbia. Y no hay oleoductos en funcionamiento que lleguen desde Rusia hasta Yugoslavia.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción